Repulsa a la violencia machista y unidad para combatirla

La joven venezolana de 35 años asesinada en Soria con un cuchillo doméstico por su pareja de 32, del mismo país, es la víctima número 19 este año en España por esta lacra

Minuto de silencio en la sede de la Junta en memoria de Diolimar, la mujer asesinada con un cuchillo doméstico en Soria
Minuto de silencio en la sede de la Junta en memoria de Diolimar, la mujer asesinada con un cuchillo doméstico en Soria FOTO: Jcyl La Razón

Conmoción en Soria tras el asesinato de Diolimar, una joven venezolana de 35 años, a manos supuestamente de su pareja de 32, del mismo país, que tras una discusión en la que este individuo mató a puñaladas con un cuchillo doméstico a la mujer en el interior de la vivienda que compartían en la Plaza del Rosario de la capital soriana.

Diolimar deja huérfana una hija de ocho años que en el momento del asesinato, sobre las dos de la madrugada, dormía en otra habitación. Los familiares de la menor se encargarán a partir de ahora de atenderla y cuidarla, y desde la Junta apuntan que pondrán a disposición de la niña y la familia los servicios correspondientes que necesiten, ya sea de atención psicológica o jurídica.

El agresor no cuenta con antecedentes ni existen denuncias previas por parte de la mujer por malos tratos, ni tampoco estaba incluida en sistema Viogen de protección a víctimas.

La víctima, que trabajaba de camarera en un establecimiento hostelero de la ciudad soriana, se encontraba en la cama cuando fue asesinada.

Fue un tío suyo que se encontraba en la vivienda y al que Diolimar pidió ayuda quien alertó a otro familiar que avisó de lo sucedido, ya en la calle, a una patrulla de la Policía que en ese momento pasaba por la zona. El agresor huyó antes de que llegaran los agentes pero la descripción dada por los familiares permitió que otra patrulla le localizara y detuviera rápidamente sin que opusiera resistencia aunque tampoco se declaró culpable de los hechos ante la Policía.

El suceso ha conmocionado sobremanera a la sociedad soriana pero también a toda España, ya que se trata de la víctima de violencia machista número 19 de este año en nuestro país, aunque podría elevarse a 20 de confirmarse la naturaleza machista del crimen de la mujer cuyo cadáver apareció este martes en Alzira.

Se trata, además, de la primera víctima machista en Castilla y León este año, una región que contabiliza 53 mujeres asesinadas desde 2003, fecha en el que empezaron a registrarse estos crímenes como violencia de género.

El Ayuntamiento de Soria decretaba 24 horas de luto oficial y las banderas ondearon durante todo el día a media asta en señal de duelo y solidaridad para con la víctima y sus familiares.

Tras guardar un minuto de silencio en la sede de la Junta, en un receso del Consejo de Gobierno, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, primero se solidarizaba con la familia y amigos de Diolimar, y después mostraba repulsa y condena «rotunda» a este asesinato machista, y apelaba a la unidad de todas las instituciones y de toda la sociedad para concienciar de esta lacra y combatirla.

Sin embargo, poco después el vicepresidente, Juan García-Gallardo, escribía en su perfil de Twitter que, tras el asesinato de esta madre soriana, «a partir de ahora la Junta recordará a todas las víctimas de violencia intrafamiliar, sin distinción de género ni parentesco».

Unas declaraciones que encendían al PSOE y especialmente a su líder, Luis Tudanca. «No tienen vergüenza», decía el socialista, mientras denunciaba la “complicidad” del PP y señalaba que la violencia de género «es real» y pedía que no haya más dudas en la lucha contra esta lacra.

El 016 atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 52 idiomas diferentes, al igual que el correo 016-online@igualdad.gob.es; también se presta atención mediante WhatsApp a través del número 600000016, y los menores pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10