Castilla y León urge a Sánchez a pagar a los ganaderos por los daños que causa el lobo

PSOE y Unidas Podemos se quedan solos en la iniciativa impulsada por el PP que incorpora en los pagos compensatorios al norte del río Duero que se puedan abonar en todo el territorio

Un ejemplar de lobo en Robledo (Zamora)
Un ejemplar de lobo en Robledo (Zamora) FOTO: Eduardo Margareto/Ical

Las Cortes de Castilla y León aprobaron hoy urgir al Gobierno a que derogue la norma que incluye al lobo como especie no cazable en todo el territorio, a transferir a la Junta los fondos para los pagos por los ataques causados por este carnívoro e incorporar en los pagos compensatorios los daños producidos por lobo al norte del río Duero para que se puedan abonar los daños compensatorios en todo el territorio de Castilla y León.

Así lo recoge en su propuesta de resolución la proposición no de ley del Grupo Popular, que contó con el respaldo de Vox, de UPL-Soria Ya, de Ciudadanos y de Por Ávila, y en contra de PSOE y Unidas Podemos.

En la PNL se exige que se derogue la orden que modificó el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas, pero hasta que se produzca que se deje sin efecto su Disposición Adicional Primera, que impide en la práctica el control de poblaciones de lobo.

Otro de los puntos de la proposición urge a que se transfieran a la Junta de Castilla y León los fondos que corresponden a la Comunidad para la promoción de medidas preventivas y para pagos compensatorios y modificar la orden de 2016 para actualizar los daños producidos por lobo al norte del río Duero para que se puedan abonar los daños compensatorios en todo el territorio.

La popular Ángeles Prieto y el socialista Juan Luis Cepa se cruzaron acusaciones en relación a la posición adoptada por el Ministerio de Transición Ecológica, con la denuncia expresa de “coacción” dirigida al secretario de Estado de Medio, Hugo Morán, por parte de la parlamentaria.

En su exposición, Ángeles Prieto recordó que desde hace un año está prohibida la caza del lobo en todo el territorio con nueve comunidades en contra de la medida y el sector agrícola y ganadero, lo que tildó de “tropelía”, acusó de “traidor” al secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, y remarcó más los más de 2.000 ataques de lobo.

“Han hecho un negocio enarbolado la bandera del falso ecologismo”, acusó a los grupos naturalistas, a la vez que subrayó que, además de “hacernos tragar con la orden”, a Castilla y León solo la asignan 8.852.470 euros de un total de 20.000.000, lo que representa el 44,26 por ciento del total distribuido.

El procurador de Vox José Antonio Palomo recordó los prejuicios ocasionados con la inclusión del lobo en el de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y Catálogo Español de Especies Amenazadas y se mostró totalmente de acuerdo con el contenido de los puntos de la PNL del PP. También, calificó de “sangrante” que el secretario de Estado haya exigido a la Junta un compromiso por escrito, que tildó de “chantaje”, para cobrar los fondos compensatorios a cambio de aceptar la orden.

“Se quedan solos frente al sentido común”, espetó Palomo a la oposición socialista, mientras que Juan Luis Cepa (PSOE) argumentó que a PP y Vox “les importa poco los problemas de la ganadería extensiva y solo busca confrontar con el Gobierno de España”.

Según el procurador socialista, los ataques de lobo se han reducido, también en la provincia de Ávila, y preguntó si el descenso de granjas de vacuno se debe a este carnívoro. “El Grupo Socialista está preocupado por la difícil convivencia del lobo y la ganadería extensiva”, indicó, pero advirtió de que no se trata de “lobo sí y lobo no”, como consideró que plantea este asunto el PP.

Cepa manifestó que el Ministerio “ganó una votación” en la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, ya que solo se manifestaron en contra las comunidades gobernadas por el PP, en la aprobación de la estrategia y preguntó también a la Junta “para qué quiere el dinero, si no va a aplicar la estrategia”.

“Estamos aplicando la estrategia”, replicó Prieto, que advirtió al PSOE que esta PNL “va de poner las cosas en su sitio y apoyar a los agricultores y ganaderos” e insistió en la critica por la aprobación de una orden con el apoyo de comunidades sin lobos en su territorio. La popular explicó que países europeos también quieren revisar la directiva del lobo y subrayó que en Ávila hubo este año seis ataques diarios.

Prieto, que presumió de ser ganadera en Ávila, manifestó que “la Junta paga, el Gobierno ordena y los ganaderos se llevan los huesos a casa”, aun así recalcó que el Ejecutivo autonómico cumple con la ley y complementa los fondos. “A mi y a todos los ganaderos, la Junta cumple con sus compromisos y paga”, zanjó.

Unidad

El procurador de Por Ávila, Pedro Pascual, defendió que se actúe con unidad desde todas las administraciones y que “se dejen de echar balones fuera por un lado y por otro” ante unos ataques que “van en aumento”, aunque pidió que apliquen medidas preventivas y apuntó a que las ayudas sean mayores.

“Votaremos a favor de esta propuesta para proteger a nuestros ganaderos en estas circunstancias”, inició su turno Francisco Igea (Cs), pero pidió al PP que vaya al juzgado “si existe una coacción” por parte de un alto cargo del Gobierno al vincular recibir fondos con aceptar la orden que rechaza la Junta.

Por último, Luis Mariano Santos (UPL) anunció que su partido mantiene la posición ante “un error” en el cambio de estatus del lobo propuesto por el Ministerio de Teresa Ribera y sostuvo que la solución no es volver a la anterior normativa, sino por medidas utilizar medidas preventivas. Así, leyó el relato de un ganadero de la Montaña Leonesa que se quejó “de papeleo” y del retraso en la valoración de daños, por lo que afirmó que la responsabilidad también está en la Junta y no solo en el Gobierno.