Salud

Castilla y León planta cara al cáncer de mama y amplía las mamografías a los 74 años

La Junta, además, invierte más de cinco millones en el Clínico de Valladolid para agilizar el diagnóstico y tratamiento de pacientes oncológicos

Una mujer se somete a una mamografía
Una mujer se somete a una mamografíalarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@4fafd5d4

El consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez Ramos, ha visitado este lunes los nuevos equipos diagnósticos y de tratamiento para pacientes oncológicos instalados en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid (HCUV), una tecnología de última generación financiada con fondos INVEAT de la UE que ha entrado en funcionamiento recientemente y que será de referencia para varias áreas de salud de Castilla y León. Se trata de un nuevo acelerador lineal, que ha supuesto una inversión de 2,6 millones de euros y ha atendido ya a sus primeros cien pacientes, y del PET-TAC (2,5 millones), que ha sido utilizado en 563 pacientes desde su puesta en marcha.

Si bien, durante esta visita el consejero ha anunciado la ampliación hasta los74 años del cribado de detección de cáncer de mama mediante una mamografía, prestación que en estos momentos va de los 45 a los 69 años.

Vázquez explicaba que le hubiera gustado hacer este anuncio antes, concretamente a finales del pasado año, pero que ha esperado a que fuera el Ministerio el que diera antes algún paso, pero al no darlo ha decidido tomar la iniciativa.

El consejero señalaba que cuenta con los informes de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del Sistema Nacional de Salud, y se dará este paso para incidir en la detección precoz de uno de los cánceres con mayor incidencia entre la población femenina.

El cáncer de mama es un importante problema de salud, que afecta a una de cada diez mujeres a lo largo de su vida. La frecuencia de aparición de este tipo de tumores aumenta con la edad. Hasta la fecha, la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, ofrece la posibilidad de realizar un estudio mamográfico, de forma totalmente gratuita, a todas las mujeres residentes en esta Comunidad y con edades comprendidas entre los 45 y 69 años.

PET-TAC

Respecto a la incorporación del PET-TAC para el Servicio de Medicina Nuclear, el consejero aseguraba que permitirá que los pacientes de Valladolid no tengan que desplazarse a Salamanca o Burgos para la realización de este tipo de pruebas, y que, además, próximamente sea de referencia para pacientes de Palencia y Segovia, lo que redundará en diagnósticos más ágiles y mayor confort para los usuarios. El mismo Servicio de Medicina Nuclear dispone desde hace pocos meses de un nuevo SPECT-TAC, que ha supuesto una inversión de 752.000 euros.

Con relación al acelerador lineal, el HCUV cuenta con tres equipos de esta naturaleza, que tratan en conjunto a más de 1.500 pacientes al año mediante la administración de tratamientos de radioterapia, lo que se une a la estrategia llevada a cabo desde la Junta de Castilla y León de potenciar las unidades de Oncología Radioterápica tanto con la apertura de nuevas en Ávila, Palencia, Soria, El Bierzo y Segovia, como consolidar las existentes en Burgos, León, Zamora, Salamanca y el propio Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

El consejero de Sanidad ha conocido también el esfuerzo realizado en este centro en el campo del diagnóstico por imagen, donde se ha procedido a la renovación de una resonancia magnética y un TAC, por una cuantía conjunta superior a los 2 millones. La adquisición de estos equipos, englobada dentro del Plan de Inversiones en Equipamiento de Alta Tecnología (INVEAT) de la UE, ha conllevado adecuar las instalaciones con unas obras que han supuesto un gasto de 3,6 millones de euros. En el propio Hospital Clínico y en el Edificio Rondilla se han realizado también distintas mejoras de adecuación y humanización de espacios por 1,77 millones de euros.

En lo relativo a otros equipos de alta tecnología puestos en marcha en el HCUV en los últimos meses, hay que destacar la incorporación del primer exoesqueleto pediátrico de Castilla y León (194.000 euros de inversión), dentro del compromiso de dotar a los hospitales de mayor complejidad con esta herramienta destinada al tratamiento de pacientes pediátricos con daño cerebral adquirido y otras patologías; un nuevo angiógrafo digital vascular (800.000 euros); un ecógrafo intraoperatorio para el Servicio de Neurocirugía (145.000 euros); y un retinógrafo-angiógrafo para la Unidad de Tumores Intraoculares (198.000 euros) del Servicio de Oftalmología, de referencia en toda España.