El Financial Times denuncia la “deficiente” gestión de Torra frente al coronavirus

El periódico británico critica que las estrategias propagandísticas de la Generalitat han contribuido a "los problemas de Cataluña"

“El món ens mira” (el mundo nos mira) ha sido uno de los aforismos más utilizado por el independentismo en los últimos años invocando un supuesto interés de la geopolítica global por la situación catalana. Pues bien, el periódico Financial Times sí se ha hecho eco de la situación catalana respecto al coronavirus pero en términos poco elogiosos para la propaganda soberanista. El diario británico Financial Times describe los “pasos en falso y debilidades” de la gestión de la epidemia del coronavirus que ha dado Cataluña en un artículo publicado ayer bajo el título El juego de culpas se recrudece mientras Cataluña lucha con la segunda ola del virus .

El diario critica “la falta de preparación, complacencia e incapacidad de rastrear casos, basada en la creencia errónea de que habría tiempo de sobras antes de una segunda ola”. Ademas, acusa también al Govern de adoptar una postura basada en la “animadversión” al Gobierno, algo que consideran una causa que ha “contribuido a los problemas” en Cataluña.

“Las autoridades sanitarias pensaron que tendríamos una pausa del virus en verano, aunque no sé en qué datos se basaron”, explica al Financial Times Alex Arenas, epidemiólogo investigador de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona. Este mismo experto considera un “error monumental” la falta de previsión de Salut.

“Pasaron mucho tiempo haciendo declaraciones a la prensa y poco tiempo administrando. Ahora estamos viendo las consecuencias”, lamenta el rotativo ante el intercambio de declaraciones de estas semanas: primero Torra reprochando a Sánchez durante el estado de alarma por un supuesto retroceso en la autogestión y, después, las críticas que recibió el Govern por parte de los alcaldes por la lentitud con la que habían actuado.

Otro aspecto que ha sorprendido mucho en el rotativo británico es que la secretaría de Salut Publica de Cataluña haya estado vacante dos meses tras la dimisión de Joan Guix. Les ha dejado perplejos la lentitud para nombrar a Josep Maria Argimon en plena crisis sanitaria.

El artículo también critica la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez, especialmente por el hecho de que cuando devolvió la gestión de la atención médica a las comunidades autónomas solo pidió que desarrollaran sistemas de seguimiento, pero no hubo indicaciones de cuántas personas hacía falta contratar para llevar un control idóneo. La falta de rastreadores se está repitiendo en todas las zonas donde está habiendo rebrotes y el Financial Times espera que el resto de comunidades autónomas aprendan de los errores de Catalunya para no repetirlos.