Aragonès pide a Torra “consensuar la respuesta” a su posible inhabilitación

El vicepresidente reclama evitar que el caso derive en una nueva pelea entre socios del Govern

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha pedido al presidente de la Generalitat, Quim Torra, “consensuar la respuesta” a su posible inhabilitación, para evitar que esta cuestión acabe derivando en una nueva “pelea” entre los dos socios de coalición, JxCat y ERC.

En una entrevista con Efe, Aragonès ha remarcado que es necesario pactar esta respuesta conjunta “lo antes posible”, y así se lo ha trasladado personalmente a Torra, antes de que el 17 de septiembre el Tribunal Supremo celebre la vista sobre el recurso del president contra su condena de un año y medio de inhabilitación por haber desobedecido la orden de la Junta Electoral Central de retirar los lazos amarillos de los edificios públicos en período electoral.

Aragonès ha denunciado la “represión” que supondría, ha dicho, la “inhabilitación del president por haber ejercido la libertad de expresión” y, en consecuencia, el “riesgo de una crisis institucional y una situación de interinidad y provisionalidad”.

“Ante este riesgo necesitamos una respuesta consensuada. Los ciudadanos de Cataluña no nos perdonarían que ante una situación grave, ante un ataque a la Generalitat como sería una posible inhabilitación firme del president, esto acabase derivando en una pelea o una discusión entre las fuerzas de gobierno”, ha advertido.

Por ello, ha remarcado Aragonès, “hay que abandonar los partidismos y hacer una defensa de la institución” de la Generalitat de manera conjunta y pactada.

Para evitar una imagen de enfrentamiento entre independentistas sobre la estrategia a seguir tras la decisión que tome el Supremo, “lo más importante es consensuar la respuesta”, ha insistido Aragonès, coordinador nacional de ERC, y ha vuelto a poner sobre la mesa la conveniencia de que el president se anticipe al Supremo y fije un calendario electoral antes de que pueda ser inhabilitado.

“En ERC hemos defendido desde hace mucho tiempo que lo más conveniente es que, si tiene que haber unas elecciones, que sean decididas desde Cataluña, por el presidente de la Generalitat, y que no sea una fecha provocada por una decisión del Tribunal Supremo”, ha razonado.

Aunque ese es el posicionamiento de partida de ERC, Aragonès se ha mostrado abierto a discutirlo con Torra: “La mejor respuesta será la consensuada, la que ponga por delante la defensa de los intereses de los ciudadanos de Cataluña y de la Generalitat. No tengo ninguna duda de que la consensuaremos”.

Aragonès ha constatado que Torra tiene “plena disposición a hablar”, por lo que el número dos del Govern se ha mostrado “absolutamente convencido de que este acuerdo llegará bien pronto”.

En todo caso, ha avisado de que el acuerdo “es imprescindible”, porque Cataluña “no se puede permitir una crisis institucional que derive en una provisionalidad y una interinidad que agrave la situación”, ya complicada por la crisis sanitaria, económica y social provocada por la pandemia de la COVID-19.

Por otra parte, Aragonès ha expresado su “respeto” por la remodelación de gobierno llevada a cabo esta semana por Torra, aunque ha subrayado que ERC no prevé cambiar a ninguno de sus consellers.

Según Aragonès, “no es necesario” hacer ningún cambio en los departamentos en manos de ERC, sino que, al contrario, hay que “mantener la confianza” en todos ellos y “reforzar el trabajo que están haciendo”.

En cuanto a los reproches que le lanzó Ramon Tremosa en su primer día como conseller de Empresa y Conocimiento, Aragonès le ha prometido “todo su apoyo”, aunque le ha recordado que, “en los gobiernos, las decisiones son colectivas y es muy importante entender que se trabaja en equipo. Cuando una persona se acaba de incorporar hay cosas que hay que acabar de ajustar”.