Duran Duran: el colorismo y hedonismo de los 80 sobreviven a la pandemia

Una de las más exitosas bandas del pop británico de esa década sigue en activo y tiene previsto encabezar este año el festival Rock In Rio en Lisboa

Imagen de los actuales Duran Duran
Imagen de los actuales Duran DuranLa Razón

Un periodista musical escribió hace pocos años una definición de Duran Duran que puede parecer excesiva, o superficial: “Duran Duran son los años 80″, dijo. Leído así, se antoja sin duda una barbaridad decir esto de unos años que, a nivel musical, estuvieron plagados precisamente de imborrables iconos o momentos. La lista es larga, larguísima, pero si hablamos del mundo del Pop, la banda de Simon LeBon merece estar en lo alto del ránquing, en popularidad y calidad. Lo demuestra los odios que despiertan, que no respondidos por sus fans de la época, que con toda seguridad los tienen muy olvidados.

La definición “Duran Duran son los años 80″ implica que la banda sólo existió en esa década, y que ni antes ni después tuvieron ninguna relevancia. En parte es cierto, la retahíla de hits se produjo en el periodo más colorista y hedonista de la Historia de la Música, pero hay dos datos que lo desmienten un poco.

Por una parte, en los años 90 grabaron uno de sus mayores éxitos, “Ordinary World”, que sigue sonando ad eternum en las radios de medio mundo. Y aún mejor, dos años más tarde, en 1995, publicaron un sorprendente y muy recomendable disco, “Thank You”, con versiones personales de clásicos de Lou Reed, Sly & The Family Stone, Bob Dylan, Led Zeppelin, Iggy Pop e incluso Public Enemy. No tenía nada que ver con álbumes como “Rio” o “Arena”.

Pero aún más sorprendente es el hecho de que durante todos estos años, en este siglo, han permanecido activos, e incluso están a punto de publicar un nuevo disco. Del anterior, “Paper Gods”, de 2015, se sacaron tres sencillos, y uno de ellos es el correcto “You Kill Me With Silence”. Por si fuera poco, en 2020 Duran Duran tenían que encabezar un festival musical en el Rock In Rio de Lisboa, que por motivos obvios ha quedado posupuesto, aunque es posible que se celebre en pocos meses. También estarán Foo Fighters, Post Malone y Liam Gallagher, entre otros. Les ha faltado aparecer en la nueva temporada de “The Crown”, no en vano eran el grupo favorito de Lady Di.

“Paper Dogs” es un disco de Duran Duran de este siglo. Es decir, que sigue la estela de los anteriores, y sobre todo de “Astronaut”. Esto es, una mezcla de diferentes estilos, con una base de una especie de Funk blanco. Los últimos 4 álbumes siguen con sus líneas de sintetizador, con toques leves de Hip-Hop y de lo que grababan en los 90. Esta diversidad sonora se debe a la gran cantidad de colaboradores de estos álbumes: encontramos a Mark Ronson, Nile Rodgers, Josh Blair, Mr Hudson, Janelle Monáe, John Frusciante, Kiesza y Lindsay Lohan.

Algunos de los artistas ya confirmados para el aplazado Rock in Rio Lisboa 2021 son Foo Fighters, Post Malone, Anitta, Jason Derulo, Duran Duran, Black Eyed Peas y Liam Gallagher.

En realidad, esta ya longeva etapa Duran Duran post 80 empezó en 1989. El álbum de ese año, “Big Thing”, es muy correcto, pero se alejaba un poco del sonido de “Rio” y Arena”. No era tan ochentero, y tenía buenas canciones como “I Dont’t Want Your Love” y “All She Wants Is”. No obstante, el 9 de 90′s se acercaba, y también un cambio de mentalidad que afectó a la música. Las ventas descendieron.

Warren Cuccurulo se convirtió en miembro fijo del grupo, junto a los inefables Andy Taylor (el auténtico talento musical de la banda), Simon LeBon y Nick Rhodes. El nuevo guitarrista, famoso más tarde por su dildo, procedía de la buena formación Missing Persons. El álbum de grandes éxitos “Decade” fue lanzado a fines de 1989, seguido varios meses después por “Liberty” , el primer disco de Duran Duran que no logró obtener el oro. En 1993, la banda regresó de una pausa prolongada con “Duran Duran [The Wedding Album”, un disco más oscuro y maduro. La sorpresa fue que el citado y excelente single “Ordinary World” catapultó el álbum a unas grandes e inesperadas ventas. En Estados Unidos fue platino.

El disco no solo restauró su estatus comercial, sino que también les valió algunas de las mejores críticas de su carrera. El grupo siguió el álbum con uno de sus esfuerzos más pobremente recibidos, el citado “Thank You” de 1995 , que logró hacerse de oro en Estados Unidos a pesar de las críticas negativas. Mientras Duran Duran grababa el seguimiento de “Thank You en 1996, John Taylor dejó la banda para seguir una carrera en solitario, dejando al grupo como un trío de LeBon, Rhodes y Cuccurullo . Ese seguimiento, “Medazzaland” , fue lanzado en 1997 pero no logró producir grandes éxitos. Lanzado en 2000, “Pop Trash” sufrió un destino similar.

En marzo de 2001, los tres Taylor , Andy , John y Roger , se reunieron en Gales y trabajaron juntos durante tres semanas. Alrededor de este tiempo, comenzaron a circular rumores de una reunión de cinco miembros. Dos meses después de que Rhodes y LeBon negaran los rumores, se confirmó el reencuentro. Duran Duran grabó intermitentemente para un nuevo álbum durante los próximos tres años y también realizó giras esporádicas. Después de firmar con Epic, lanzaron “Astronaut” en 2004. Fue el último álbum en estudio que levantó cierta expectación, por los años que llevaban sin grabar, hasta 2015 con el citado “Paper Gods”.

Pese al pendiente festival de Lisboa, los días de oro y platino quedan ya muy muy lejos, 40 años. Duran Duran fue una de las bandas inglesas que mejor leyó e interpretó lo que eran los 80, a nivel musical y estético. En este último aspecto destacaron desde el principio, con el sex appeal de Simon y unos elegantes (y también kitsch) trajes.

Como todas las bandas, Duran Duran tuvo que empezar por algún lado. En 1978, en el Rum Runner, uno de los clubes nocturnos más populares de Birmingham, un grupo de jóvenes músicos comenzó a tocar en espectáculos mientras trabajaban como empleados en su tiempo libre. Se nombraron a sí mismos en honor a un personaje secundario de la película Barbarella (que también era el nombre de otro popular club nocturno de la ciudad) Durand-Durand, pero modificaron un poco el nombre para convertirse en Duran Duran.

Duran Duran se convirtió en una especie de banda de la casa del club, actuando de noche y trabajando el resto del tiempo. Los hermanos Berrow ayudaron a la banda a grabar una nueva cinta de demostración, que luego enviaron a los sellos de toda la industria.

Stephen Duffy y Andy Wickett fueron los dos primeros cantantes, pero su paso fue muy breve, aunque el segundo colaboró en el primer éxito, “Girls On Film”. A través de un amigo llegó Simon LeBon, que se convirtió en el vocalista definitivo.

Duran Duran fue considerado al poco tiempo uno de los grupos principales de lo que se conoció como Nuevos Románticos, una de las corrientes más representativas de esos años. El éxito fue masivo, pero permanentemente menospreciado por la crítica en general. El fenómeno duró pocos años, y prueba de ello es que el vestuario de la banda pasó de los volantes imposibles a la alta costura. Seguían apareciendo todo el tiempo en la revista para adolescentes “Tiger Beat”.

Casi al mismo tiempo que Duran Duran estaba causando sensación, una red de cable llamada MTV irrumpió en escena y rápidamente cambió todo sobre la industria de la música. La banda de Birmingham resultó muy beneficiada de esta irrupción.

Duran Duran estaba en una buena posición para aprovechar esto al máximo, y lo hicieron más tarde, pero cuando se trataba de su primer gran sencillo, “Girls on Film”. El video, decididamente con clasificación R, incluía lucha en el barro, algunas cosas pervertidas y sí, desnudez real. Pero MTV no lo transmitió, y dado que la cadena se convirtió en el mercado de facto de videos básicamente de la noche a la mañana, la banda tuvo que luchar para producir una versión editada y segura para transmisión. Afortunadamente, esto funcionó bien, pero tuvo el interesante efecto secundario de que el video original se convirtió en una especie de leyenda urbana, con todo tipo de rumores sobre lo que contenía.

Después de que el segundo álbum de Duran Duran, “Rio”, funcionara incluso mejor que el primero, pronto llegó el momento de ir al estudio e intentar crear un álbum que pudiera coincidir con los dos anteriores. En 1983, la banda optó por instalarse en un castillo en la campiña francesa durante un año para dedicarse a su arte y asegurarse de que el tercer álbum fuera lo mejor posible. De hecho, estaban pasando un año en Francia como exiliados fiscales . Es decir, evitar pagar impuestos en Inglaterra sobre los ingresos que obtuvieron de las enormes ventas de “Río”.

Además de todo el asunto de la evasión fiscal, la grabación de 1983 del tercer álbum de Duran Duran, “Seven and the Ragged Tiger”, no fue exactamente un proceso sencillo . “Rio” había sido un éxito tan grande que la banda se encontró luchando por descubrir cómo volver a conseguirlo. El éxito multitudinario se mantuvo con el álbum, con hits como “The Reflex y “Union Of The Snake”, que quizás son menos míticos que otros clásicos. El uso de drogas, sobre todo cocaína por supuesto, se disparó, coincidiendo con la autobiografía de Andy Taylor, “Wild Boy”.

De repente, la banda recibió mucha más atención, no solo de la prensa o los fans, sino también de las autoridades. Ahora eran llevados a la aduana y registrados cada vez que entraban al Reino Unido, y la Policía encontró una pequeña bolsa de cocaína escondida detrás de un ladrillo en el Rum Runner, por lo que cerraron el club y lo demolieron, construyendo un hotel en su lugar.

El menor éxito del disco y el abuso de las drogas provocó un descanso de la banda. Para llenar el tiempo, el bajista John Taylor y el guitarrista Andy Taylor formaron el grupo Powerstation, junto al entonces muy exitoso Robert Palmer, y grabaron un disco bastante disfrutable. La respuesta fue Arcadia, banda creada por LeBon y Rhodes, con un sonido 80′s total.

El éxito moderado de los dos discos consiguió reunir a Duran Duran. En 1985 grabaron uno de sus mayores y mejores superhits, “A View To KIll”,y que fue para la banda sonora de la película “Panorama Para Matar”, con Roger Moore de James Bond. El tema tuvo mucho éxito, pero fue el último single que lanzaría la banda antes de experimentar cambios importantes. No mucho después, en julio de 1985, Duran Duran iba a tocar Live Aid , un concierto benéfico dirigido por Bob Geldof. Desde un escenario en Filadelfia y transmitido en todo el mundo, Duran Duran tocó un breve conjunto de canciones, una de las cuales fue “A View to a Kill”. Al mes siguiente, Le Bon, que se había aficionado a la navegación a vela, volcó su barco y casi muere durante una carrera de yates masiva.

El baterista Roger Taylor y el guitarrista Andy Taylor dejaron la banda, lo que hizo que la actuación de Live Aid fuera un concierto de despedida para la formación principal de la banda. Los cinco no volverían a tocar juntos durante casi dos décadas, cuando se reunieron brevemente a principios de la década de 2000 antes de que Andy dejara la banda por segunda y última vez.

Finalmente, reemplazaron a Andy con Warren Cuccurullo , pero solo brevemente tuvieron un baterista de reemplazo, Sterling Campbell , hasta que Roger regresó en 2001. Para cuando Duran Duran llegó al estudio para grabar su cuarto álbum, “Notorious” , habían pasado tres años desde el lanzamiento de su último álbum y la banda había adquirido mucha mala prensa. Si bien el álbum funcionó bien, estaba por debajo de “Rio” en calidad. El quinto disco, “Big Thing”, fue el final de una época. Publicado en un momento ya bastante menos colorista y hedonista, tenía muy buenos singles como “I Don’t Want Your Love” y “All She Wants Is”, y algún q otro plagio. El éxito masivo parecía lejos, y aún más con el sucesor, el mediocre “Liberty” que pasó totalmente desapercibido. La mejor sorpresa relacionada con la banda en esos años fue la publicación del álbum de versiones “Dangerous” de Andy Taylor, en 1990. Sorprendió a todo el mundo con sus interpretaciones de clásicos de Humble Pie, Thin Lizzy, The Rolling Stones, The Kinks, J.J. Cale, Bad Company, AC/DC e incluso Montrose.