ERC cierra la puerta a la coalición con JxCat y endurece el tono: “Nos sentimos estafados”

Podemos entra en escena y se muestran dispuestos a cerrar un acuerdo de gobierno con los republicanos en 48 horas

La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta.
La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta. FOTO: EUROPA PRESS EUROPA PRESS

Esquerra ha cambiado de fase en las negociaciones con JxCat y cierra la puerta de forma tajante a intentar un gobierno de coalición: la única prioridad es investir a Pere Aragonès de manera inmediata e iniciar la legislatura en minoría. Y, a partir de ahí, se mantendrá la puerta abierta a incorporar a los posconvergentes. No obstante, las relaciones entre las dos principales fuerzas independentistas se han deteriorado mucho y Esquerra ha elevado el tono hoy: “Nos sentimos decepcionados y estafados por las reuniones de los últimos días”.

Marta Vilalta, la portavoz de Esquerra, ha hecho referencia así al cambio de rumbo dado por JxCat en menos de una semana: considera que han pasado de tener un acuerdo casi cerrado el sábado 1 de mayo a volver al punto de partida de las negociaciones el viernes 7 de mayo. “Queremos dejar muy claro que esto es el inicio de una nueva fase, siguen en pie los contactos y negociaciones”, ha asegurado Vilalta, rechazando la interpretación que se ha dado de que los republicanos han roto las negociaciones y asegurando que van a continuar las conversaciones con CUP, Podemos y JxCat.

La portavoz republicana, con un gesto visiblemente molesto y serio durante su comparecencia, ha sostenido que las negociaciones con JxCat “habían ido razonablemente bien”, pero se torció todo la semana pasada. “No podemos seguir con un paso adelante y otro atrás. Tenemos cuatro años para hacer un Govern de coalición, pero no tenemos tiempo para la investidura”, ha afirmado. Los partidos tienen hasta el 26 de mayo para un acuerdo de investidura si quieren impedir una repetición electoral.

Podemos

Ante el bloqueo de JxCat, Podemos ha entrado en juego como protagonista principal. Los morados han celebrado el giro dado por Esquerra -”el sábado fue un gran día”, ha asegurado el portavoz Joan Mena- y ha desgranado los cuatro objetivos para lograr un acuerdo de gobierno “fuerte”: blindar y ampliar lo público (”necesitamos mas servicios públicos que nunca”); apuesta por el diálogo para resolver la crisis política catalana y hacer que esta vía “sea exitosa”; la recuperación económica, “dando esperanza de futuro a las empresas y trabajadores y autónomos”; y, una apuesta “clara por la transición justa y verde”.

“Avisamos que no hemos venido a la política para hacer perder el tiempo a la ciudadanía”, ha querido subrayar Mena, que también ha puesto énfasis en la incompatibilidad de su partido con JxCat. “Si hay voluntad por parte de ERC, podemos repetir lo que hemos sido capaces de hacer en el Gobierno central: una negociacion rápido y eficaz en 48 horas”, ha dicho.

Mena también ha asegurado que el acuerdo de ERC y CUP es, desde punto de vista social, “un punto de partida” y ha afirmado que habrá que” introducir elementos que mejoren vida”. También ha valorado que ese mismo acuerdo que da un plazo de dos años a la mesa de diálogo tampoco es “incompatible” con su postura de resolver la crisis a través de la mesa de diálogo.

Los comunes tampoco han querido poner condiciones sobre cómo se debe confeccionar este Govern y sobre si deberían de entrar a formar parte o no. “Tenemos que centrarnos en qué es lo que necesitan los catalanes, en la propuesta programática”, ha aseverado. “Ahora no es el momento de poner condiciones, sino de hablar del contenido y del programa”, ha añadido.