Economía

El Mobile World Congress recupera la intimidad perdida

El evento espera congregar a algo más de 30.000 personas, unas cifras cercanas a las de 2006, cuando no existía Android ni iphone

Unos trabajadores ultiman los detalles en los accesos al recinto ferial donde se celebrará el Mobile World Congress (MWC)
Unos trabajadores ultiman los detalles en los accesos al recinto ferial donde se celebrará el Mobile World Congress (MWC) FOTO: Quique García EFE

La historia del Mobile World Congress (MWC), contrariamente a lo que suele pensarse, se remonta a los años 80. Incluso Madrid auspició una edición en 1995. Aunque por aquel entonces pocos se imaginaban el crecimiento exponencial que la tecnología móvil iba a experimentar. A la capital catalana aterrizó en 2006 para hacer de la ciudad su casa. Nokia dominaba con puño de hierro el mercado, Android era simplemente una empresa que Google acababa de comprar y faltaba año y medio para la presentación del primer iphone. Las crónicas de la época aseguran que el congreso fue un éxito gracias a sus 50.000 visitantes, menos de la mitad que en 2019.

Los teléfonos abatibles con teclado eran la última moda, pero en el ambiente se respiraban aires de renovación y el Mobile, que ni siquiera se llamaba así todavía, daba cuenta de ello. Todavía no se había convertido en la hoguera de las vanidades actual y decenas, centenares, de marcas ponían al servicio del congreso toda su imaginación en busca de una nueva tecnología disruptiva para dominarlos a todos. Y algo de eso hay en la edición de este año. Tras anularse el Mobile del año pasado y las dudas derivadas del coronavirus, las grandes marcas han montado sus propios eventos para presentar sus novedades. Así que, sin que sirva de precedente, los focos estarán puestos en pequeñas marcas y fabricantes. Eso, junto al número de asistentes, entre 30.000 y 50.000, según la organización (GSMA), hacen que, por una vez, el Mobile recupere la intimidad perdida.

En la edición de este año, así pues, participarán un millar de compañías expositoras, de las cuales 700 de forma presencial y 300, virtual. Precisamente debido a la crisis sanitaria y económica, así como de las restricciones anticovid, varias empresas como Vodafone, Ericsson, Samsung, Sony, Nokia y Xiaomi ya anunciaron que no estarán presencialmente al evento. La organización estima que la asistencia final dependerá en buena medida de la «participación local», que se acercará al 50% del total. Esto, según explicó el consejero delegado de GSMA, John Hoffman, incluye tanto a la población española como la del resto de países del sur de Europa. Hoffman también señaló que el certamen tecnológico forma parte de la salida de la crisis provocada por la Covid-19 y apuntó que solo abrir las puertas este año «ya será sinónimos de éxito».

Para prevenir contagios, GSMA ha creado un plan sanitario con mascarilla, distancias de seguridad, gel hidroalcohólico, toma de temperatura a lo largo del recinto, test de Covid obligatorio para la entrada y una app para gestionar el registro y entrada de asistentes. El MWC donará también 300.000 euros a la economía local para la recuperación, crear empleo y reconocer la actividad de numerosos sectores a través de programas contra la Covid-19. Además, GSMA ofrece este año una entrada a precio reducido de 21 euros a los trabajadores españoles de 11 sectores -como la automoción, la educación y el ‘e-commerce’- y donará parte de esta recaudación.

El evento volverá a mostrar las últimas tecnologías móviles sobre novedades en dispositivos, avances en la implantación de las redes 5G y automóviles conectados, a pesar de que más de una docena de multinacionales hayan cancelado su asistencia física. Entre las empresas que no asistirán presencialmente, como comentábamos, están Qualcomm, Xiaomi, Samsung, Google, Sony, Ericcson, Nokia, Oracle, Facebook, Cisco, Vodafone, Microsoft, Lenovo, Intel, Deutsche Telekom y British Telecom. Las principales que sí estarán físicamente son Citi, Orange, Accenture, Acciona, Amazon Web Services, Cellnex, Hewlett Packard, Huawei, Kaspersky, Lleida.net, Parlem Telecom, Satelliot, Telefónica o Verizon.

Los principales temas serán la innovación y el liderazgo, con aspectos concretos como el ‘blockchain roaming’ para el control y la propiedad de la información, mientras que también se presentarán informes centrados en la igualdad de género en la industria, la economía móvil, el clima y la inteligencia artificial. Las últimas tendencias de los móviles se seguirán centrando en móviles plegables e inteligentes con varias cámaras y baterías de larga duración.