Prohibidas hasta el lunes las acampadas y las actividades deportivas en las zonas de máximo riesgo

Cataluña afronta una ola de calor “excepcional”, como no se veía desde 2003, lo que ha disparado el peligro de incendios

Oriol Amorós ha presentado las nuevas medidas de máxima precaución
Oriol Amorós ha presentado las nuevas medidas de máxima precauciónEuropa Press

La Generalitat ha acordado prohibir hasta el próximo lunes las acampadas y las actividades deportivas en la montaña en las 24 comarcas con mayor riesgo de incendios por la ola de calor y suspender durante el día la actividad agrícola con maquinaria, menos para la recogida de fruta. Será entre las 10 y las 20 horas por la ola de calor en los 279 municipios en los que los Agents Rurals han fijado en el nivel 3 el Plan Alfa de prevención de incendios forestales.

Lo ha anunciado el secretario general de Interior de la Generalitat, Oriol Amorós, en rueda de prensa este miércoles junto a la subdirectora de Protección Civil, Imma Solé; al inspector jefe del Área General de Agents Rurals, Josep Antoni Mur, y al subdirector general técnico Bombers de la Generalitat, Antonio Ramos. Amorós ha advertido de que Cataluña afronta una ola de calor “excepcional”, como no se veía desde 2003, lo que ha disparado el riesgo de incendios, ante lo que los Bomberos reforzarán su personal de guardia en todos los parques, que pasarán de los 380 efectivos habituales al día a unos 500.

Pese a que las restricciones que ha acordado la Generalitat se aplicarán en las 24 comarcas más afectadas por la ola de calor, Amorós ha pedido a la ciudadanía que extreme la precaución y que evite acudir al medio natural en toda Cataluña, para evitar cualquier accidente de montaña y que los Bomberos se puedan centrar en evitar la simultaneidad de incendios.

Amorós ha indicado que espera que la resolución con estas restricciones entre en vigor hoy mismo o mañana, si bien darán tiempo hasta el viernes a las 12.00 para que puedan regresar a casa los menores que participan en acampadas y rutas por la montaña.

También se limitará la circulación motorizada en el medio natural sólo a residentes y a operativos de trabajos inaplazables; los ‘casales’ con pernoctación en edificios podrán continuar pero deberán realizar sus actividades en el entorno del inmueble, y se prohibirán entre las 10 y las 20 horas el uso de maquinaria --excepto para recoger fruta--, los trabajos en líneas eléctricas no imprescindibles, y obras en infraestructuras viarias, excepto las que indique el Servei Català de Trànsit (SCT).

“Tienen que volver a casa, no podemos tener a personas en el medio natural que no estén protegidas por un edificio”, ha advertido Amorós, que ha precisado que esta prohibición también afecta a las actividades deportivas en el medio natural.

Además, para los jóvenes que están en centros de recreo o en prácticas deportivas en casas de colonias, las actividades se tendrán que llevar a cabo en los entornos inmediatos del edificio en que se duerma, para evitar su dispersión por la montaña.

Estas actividades tendrán de margen hasta el mediodía del viernes para poder avisar a las familias y para poder organizar la logística: “Deben volver a casa. No podemos tener a personas en el medio natural que no estén protegidas por un edificio”, aunque estas actividades podrían trasladarse a zonas sin esta restricción, ha dicho a preguntas de los medios.

También se suspende el transporte en el sector forestal y los trabajos en las líneas eléctricas, si no son para actuaciones necesarias para mantener el suministro, entre las diez de la mañana y las ocho de la tarde, así como los trabajos de mantenimiento y las obras en vías públicas de zonas forestales, en la misma franja horaria.

La Generalitat también limitará hasta el lunes por la noche, cuando vencerá la resolución con estas restricciones y las correspondientes sanciones por incumplimiento, la circulación motorizada en el medio natural en los municipios afectados por el plan alfa, menos para los residentes y los trabajos inaplazables.

Las 179 municipios en que estarán vigentes estas medidas corresponden a 24 comarcas: Bages, Anoia, Baix Llobregat, Vallès Oriental, Alt Penedès, Vallès Occidental, Noguera, Tarragonès, Osona, Baix Penedès, Priorat, Moianès, Maresme, Segrià, Solsonès, Pallars Jussà, Alt Urgell, Garraf, Alt Camp, Terra Alta, Barcelonès, Berguedà, Segarra y Ribera d’Ebre.

Ante la ola de calor “excepcional”, con una duración prevista de al menos cinco días -frente a los dos o tres de hasta ahora-, Amorós ha subrayado la importancia de evitar la simultaneidad de incendios, porque Cataluña “y cualquier otro país del mundo” sufriría “mucho” si hubiese tres o cuatro incendios a la vez.

No podemos dividir nuestros recursos. Todas las estructuras que tenemos responden bien, pero no podemos tener tres o cuatro incendios simultáneos”, ha advertido Amorós, que ha marcado distancias con las crisis por los incendios en países mediterráneos como Gracia o Turquía: “nuestra capacidad de respuesta es muy distinta”.

“Los Bomberos tienen que estar estos días por lo que tienen que estar (los incendios), no haciendo rescates de montaña”, ha indicado el responsable de Interior, que ha pedido que si se detecta una columna de humo se avise al teléfono de emergencias 112.

El riesgo de incendio se ha disparado en Cataluña porque, además de la ola de calor, no se prevé que llueva en los próximos días, la humedad relativa se sitúa por debajo del 40% -lo que no dará tregua por las noches- y además el final de las altas temperaturas lo provocará el viento y no las precipitaciones.