Una lluvia torrencial causa importantes inundaciones en Baix Ebre y Montsià

El aguacero ha descargado unos 77 litros por metro cuadrado en Cataluña en media hora

Una lluvia torrencial, que ha descargado 77 litros de agua por metro cuadrado en media hora, ha provocado importantes inundaciones en bajos y calles en las comarcas tarraconenses del Montsià y el Baix Ebre, especialmente en el municipio de Alcanar, sin que por ahora consten daños personales ni desaparecidos.

El temporal, que ha acumulado 232 litros de agua por metro cuadrado en la estación de Alcanar, ha convertido algunas avenidas en ríos que arrastraban vehículos, sillas, mesas y mobiliario urbano hasta llegar al mar, según se aprecia en varios vídeos grabados por los Bomberos y por algunos vecinos y difundidos por la redes sociales.

Ante la importancia de estas inundaciones, Protección Civil de la Generalitat ha pedido a la ciudadanía del Baix Ebre y el Montsià que evite los desplazamientos, ya que el episodio de lluvias todavía no ha finalizado, así como que no salga de sus casas si no es imprescindible, especialmente en la zona de les Cases d’Alcanar, y que suba a las plantas superiores de sus edificios y evite bajar a los aparcamientos.

Protección Civil ha elevado al nivel de alerta el plan Inuncat y ha recomendado también no acercarse ni aparcar en rieras o zonas inundables, no atravesar zonas inundables o pasos subterráneos, no ir a garajes o a zonas donde se acumule el agua, y evitar circular por caminos y vías secundarias cerca de ríos y rieras.

Los Bomberos han enviado a unos 200 efectivos a la zona inundada, dotados con dos helicópteros y grupos de rescate y submarinistas, para asistir de manera prioritaria a personas en problemas por la acumulación repentina de agua, si bien por el momento no constan daños personales ni personas desaparecidas. Además, los Mossos d’Esquadra han rescatado a dos personas y a un perro que habían quedado atrapados en su coche en un tramo inundado de un camino adyacente a la AP-7, al que los agentes han accedido nadando.

Paralelamente, unos setenta clientes se han confinado unas horas en las instalaciones de restauración del camping Els Alfacs de Alcanar, donde las inundaciones han causado desperfectos en una docena de bungalows, ante lo que se ha habilitado el pabellón municipal de la localidad para acoger, si es necesario, a medio centenar de personas. El camping ha sido finalmente desalojado, en colaboración con la policía marítima de los Mossos d’Esquadra.

El conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, que ha presidido al mediodía y por la tarde sendas reuniones extraordinarias del comité técnico del plan de inundaciones Inuncat por las lluvias intensas, ha insistido en que se evite la movilidad en el Montsià y el Baix Ebre por la intensidad de las precipitaciones.

Según ha informado la conselleria de Interior, los Bomberos han recibido hasta las 17:00 horas un total de 358 avisos por inundaciones, de ellos 350 en la comarca del Montsià, especialmente en Alcanar, con 258. Además, el teléfono de emergencias 112 ha recibido hasta las 18:00 horas un total de 608 llamadas relativas a 444 incidencias por las inundaciones, 420 de ellas desde Alcanar.

Las lluvias torrenciales también han obligado a cortar la N-340, entre Amposta y Alcanar; la AP-7, en Ulldecona en dirección Tarragona -tramo que se ha podido reabrir a primera hora de la tarde-; la carretera local TP-3318 en Ulldecona -también activa esta tarde-; y la TV-3316, en Alcanar.Por su parte, los Agentes Rurales han cerrado en ambas comarcas varios caminos y pistas impracticables por las inundaciones.

Además, se ha cortado la circulación ferroviaria de la línea de cercanías R-16 entre l’Aldea y Tortosa, ante lo que Renfe ha habilitado autocares como transporte alternativo por carretera, ya que el corte ha afectado a 210 personas. Las precipitaciones han dejado por la mañana sin suministro eléctrico a 10.000 usuarios de la zona, aunque la afectación se ha reducido poco después hasta los 950 abonados, según Protección Civil.