Música

Carmen Linares: «¿Cómo vamos a saber a quién votaría Lorca? Eso es apropiarse de él»

La cantaora actúa mañana en el Teatre Grec dentro de la programación de la Mercè

La cantaora Carmen Linares
La cantaora Carmen Linares FOTO: Villar López EFE

Es una de las más importantes voces del flamenco de todos los tiempos. Este viernes vuelve a Barcelona para repasar su carrera en el Teatre Grec, un escenario en el que estará acompañada en dos temas por Sílvia Pérez Cruz. La artista habló ayer con este diario.

–¿Qué se encontrará el público que acuda al Teatre Grec?

–Un espectáculo con mucho colorido, con colores muy distintos. Mi espectáculo se llama «40 años de flamenco» y ahí recojo, aunque es difícil resumir cuatro décadas en hora y media de concierto, lo que he considerado más significativo. Recojo temas de «Antología de la mujer en el cante», así como de mis incursiones a los poetas que he cantado, como Federico García Lorca, Miguel Hernández, Juan Ramón Jiménez... También habrá baile, además de unos músicos extraordinarios y los dos temas que haré con Sílvia Pérez Cruz. Espero que le guste al público porque se lo pasará muy bien con buena música y buena poesía.

–¿Por qué Sílvia Pérez Cruz como compañera?

–Primero porque la admiro desde hace muchos años. Me parece una artista con un talento y una sensibilidad cantando que te llega al corazón. Pero también personalmente es un ser adorable, inteligente, alguien con quien es una maravilla poder estar. En mi último disco, el dedicado a Miguel Hernández, hay un poema que es «Casida del sediento», compuesto por Luis Pastor, que me pareció que Sílvia podía hacer conmigo. La llamé, se vino y salió a la primera. Parecía que habíamos estado cantando juntas siempre. Así que me apetecía cantar ese tema de nuevo, además de «Gracias a la vida» como homenaje a Mercedes Sosa con ese poema deberíamos tener en la cabecera de la cama al despertarnos por la mañana. Sílvia y yo la haremos a nuestra manera y me gustaba poder cantarla con ella.

–Debe ser muy especial volver a Barcelona después de todo lo que hemos estado pasando.

–Claro que sí. Barcelona es una ciudad que siempre ha estado muy receptiva al flamenco. Siempre que he sacado un disco o he montado un espectáculo, he querido ir a Barcelona, una ciudad en la que se ama mucho al flamenco. Siempre es una alegría volver a la ciudad, donde también tengo mucha familia. Además, después de la pandemia, el encuentro del artista con el público ha sido muy emocionante. La primera vez que canté después de la pandemia fue en Granada y lo recuerdo con especial emoción. Así que ahora cuando voy a cantar en un sitio están presentes las mascarillas y las medidas de seguridad, algo que te recuerda lo que hemos pasado. Estamos especialmente sensibles y ves que el público quiere tener contacto con los artistas, pero nosotros también lo necesitamos y queremos entregarles lo que llevamos dentro, lo que es muy necesario en estos momentos. La música ha estado muy presente en el confinamiento.

–Al igual que la música, también lo ha estado la lectura y eso me permite preguntarle por los poetas a los que ha cantado. Me gustaría saber qué ha representado para usted cantar a Lorca.

–¿Qué voy a descubrir de Lorca ahora? Es un poeta inmenso. Pienso que es el poeta que ha estado más en contacto con el flamenco y que lo consideraba un arte y un cante grande. Su vida ha estado unida, en cierto modo, con el flamenco hasta el punto de ser uno de los organizadores del Concurso de Cante Jondo de 1922 en Granada con gente muy importante del mundo de la cultura. Lorca ha estado muy unido a nosotros, con una poesía que se canta muy bien. Los poemas de «Romancero gitano» o «Poema del cante jondo» tienen una métrica y un carácter que va muy bien con el flamenco. Por eso ha sido el poeta más cantado por nosotros.

–Ahora ha seguido esa estela con Miguel Hernández.

–Sí, porque tenía poemas que encajaban como un guante. Él es también un poeta del pueblo. Ha vivido todos sus poemas, lo que es importante. Tiene una métrica que encajaba con el estilo del flamenco. El poema tiene que fluir y cuando no ha sido así me han compuesto la música, como me ha hecho Luis Pastor.

–En una época como esta, ¿qué le parece la utilización política que se hace de Lorca, con partidos presumiendo de que hoy el poeta los votaría?

–No. No se debe hacer esa utilización. El arte está por encima de la política. ¿Cómo vamos a saber a quién votaría Lorca? Eso es apropiarse de él. A mí lo que me importa es su poesía, lo que ha dejado... Es una pena que muriera tan joven. No se debe hacer uso, sobre todo cuando no pueden responder.