El acoso independentista a los profesores que no utilicen el catalán llega a las universidades valencianas

La página web para la delación de los docentes que impartan clases en castellano se expande por la Comunidad Valenciana y las Islas Baleares

Presentación del informe anual de la Plataforma Per La Llengua
Presentación del informe anual de la Plataforma Per La Llengua FOTO: La Razón

Desde hace poco más de un mes, existe una página web, iniciativa de la plataforma ultraseparatista Plataforma per la Llengua y dos sindicatos de estudiantes independentistas, que promueve que los estudiantes denuncien a los profesores que enseñen en castellano. El problema es que este control empieza a llegar a las universidades valencianas, no solo de Cataluña.

El método es exactamente el mismo que en Cataluña, la citada página web para los chivatos, con los mismos impulsores. A través de ella estudiantes catalanes, baleares y valencianos podrán denunciar “cambios de lengua” en las diferentes asignaturas que cursan.

Plataforma per la Llengua tiene en su currículum grandes polémicas, como el espionaje en los recreos de los colegios para ver que idioma hablan los niños o las denuncias a comercios donde se habla español por parte de comisarios lingüísticos voluntarios, lo que ha conllevado numerosísimas sanciones.

“El nombre del profesor no se les pide, pero pueden llegar a él sabiendo los estudios y la Facultad. Estaremos atentos a lo que sucede para que no haya caza de brujas”, han dicho docentes constitucionalistas en exclusiva a ABC.

Desde la web instan en todo momento a un compromiso con la lengua catalana tras: “Una relajación en la conciencia lingüística del personal universitario y una inacción perpetuada de los equipos de gobierno de las universidades”.

Los promotores de esta web afirman que buscan que: “Se lleven a cabo políticas para incentivar el catalán en las aulas, con el objetivo de aumentar el porcentaje de asignaturas ofertadas en esta lengua, de manera que todos los grados y másteres ofrezcan un 60 por ciento de grupos de docencia en catalán, priorizando un 80 por ciento para los grados”.

La plataforma independentista Plataforma per la Llengua, subvencionada con más de 311.000 euros desde 2015 por la Generalitat Valenciana de Puig, Oltra, Marzà y Podemos ha resucitado el señalamiento al español en universidades. Concretamente, han lanzado la campaña en Twitter ‘La Universitat en Valencià’ (la Universidad en valenciano) que, tiene por objeto, según dice, facilitar a los estudiantes que presenten quejas lingüísticas en la página web ‘launiversitatenvalencia.org’. Es decir, que estudiantes y docentes señalen a profesores y alumnos que toman la decisión de comunicarse en español en lugar de en catalán bajo el formato de ‘queja lingüística’. Afirman que ‘en el País Valenciano tienes el derecho a poder estudiar en valenciano’, pero omite que también en español. Sin embargo, en un extremo y con un tipo de letra mucho más pequeño, manifiesta ‘La Universidad en catalán’.

Por su parte, la asociación en defensa del castellano Hablamos Español presentó una denuncia frente a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) contra la citada entidad, por su web de delación lingüística de alumnos contra profesores si usan el español en la universidad.

En un comunicado, la entidad a favor del español en Cataluña ha denunciado que “los delatores darán el consentimiento para el uso de sus datos, pero no es el caso de los profesores, que podrían pasar a formar parte de un listado que podría ser utilizado para obtener datos e intimidarlos”.

“Desde Hablamos Español hemos pedido a Protección de Datos que investiguen si los datos de los profesores se incorporan a otro archivo sin su consentimiento”, aseguraron, y lamentaron que “se señale a los profesores universitarios que imparten sus clases en español”.

La organización denuncia que en esta organización, además de Plataforma per la Llengua, también participan otras entidades de “corte hispanófobo y pancatalanista”, como los sindicatos estudiantiles FNEC –de derecha nacionalista– y el SEPC –el brazo estudiantil de la CUP en las universidades–.

La campaña de PxLL se bautizó como La universitat, en català. Su funcionamiento es muy simple: los estudiantes solo tienen que hacer llegar sus denuncias a través de un formulario, y será la entidad la que se encargará de ponerlos en contacto con el servicio de quejas de la campaña y, además, con la universidad.

La ratio de la acción de la llamada ‘ONG del catalán’ no solo se circunscribe a Cataluña, también pretenden que se lleve a cabo en las Islas Baleares y en la Comunidad Valenciana, las otras autonomías que comparten el catalán/valenciano como lengua común, además de la española.