Los piquetes independentistas de la UAB “cierran” las facultades y coaccionan a los “esquiroles”

Cortan los accesos al campus por la huelga contra el 25 % de castellano en las aulas

Facultad "cerrada"
Facultad "cerrada" FOTO: SEPC/UAB

Un grupo de estudiantes de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) han cortado los accesos al campus desde la estación de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) este miércoles por la huelga educativa convocada contra la sentencia que fija un 25% de castellano en la escuela catalana.

En varios tuits del Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (Sepc) recogidos por Europa Press, la organización, una de las convocantes de la huelga, ha divulgado también cómo se han dispuesto piquetes en las facultades para impedir el acceso a las clases.

Asimismo, en el campus Ciutadella de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) los manifestantes han colgado carteles en los accesos a la biblioteca, han plantado sillas para impedir el paso y han desplegado pancartas.

Hace pocos meses, estudiantes de la UAB vinculados al Sepc y a otros grupos antifascistas han destrozado la carpa instalada por la asociación juvenil constitucionalista S’ha Acabat en el campus situado en Cerdanyola del Vallès.

“El rectorado de la UAB ha permitido esto, no se ha garantizado la seguridad ni la libertad”, ha denunciado en Twitter la asociación, junto a un vídeo en el que se puede ver cómo un grupo de jóvenes tiran la carpa al suelo mientras el personal de seguridad del campus (SPM) trata de evitarlo.

El objetivo de la organización era captar socios y promover los principios por los que se rigen, entre ellos que se impartan clases en lengua castellana en la universidad. Tras el ataque, S’ha Acabat ha denunciado la actitud por parte de los manifestantes y que el rectorado no haya actuado para defenderlos, aunque fuentes del centro han asegurado que disponían de la seguridad privada del centro.

“Cuando no llevábamos ni media hora instalados han llegado un centenar de personas con pancartas, botes de humo y micrófonos para boicotear el acto”, explica la presidenta de la asociación, Júlia Calvet. La portavoz también explica que han vivido una sensación de peligro y que consideran que el rectorado no ha hecho lo suficiente para garantizar su seguridad. “Hemos ido al edificio del rectorado para pedir que dieran orden de entrada a los Mossos d’Esquadra en el campus, pero no lo han hecho, solo había unos ocho miembros de seguridad privada ante centenares de personas, cuando nosotros éramos seis” ha señalado.

Por su parte, el SEPC aseguró que no hay cabida para el fascismo en la UAB y que seguirían allí tantas veces como fuera necesario. “Se llenan la boca diciendo que defienden la igualdad y la libertad en la universidad. Pero son los mismos que van de la mano de organizaciones fascistas y criminalizan a quien defiende la universidad pública. Sabemos de qué pasta estáis hechos. ¡En la UAB no hay sitio para vosotros!” publicó el grupo SEPC a través de su cuenta de Twitter.