Multa por conducir borracho un patinete eléctrico

La sanción por parte de la Policía Local de Mollet del Vallès es de 1.000 euros

Un patinete eléctrico
Un patinete eléctrico FOTO: Google

La Policía Local de Mollet del Vallès ha sancionado este fin de semana, por un importe de 1.000 euros, al conductor de un patinete eléctrico que circulaba ebrio por la acera, ha informado el cuerpo este martes.

Los agentes detuvieron la marcha al conductor, vecino de Badalona, cuando estaban multando a otro usuario por montar en vehículo de movilidad personal (vmp) sin casco, y una vez en dependencias policiales, se le sometió a un test de alcoholemia que dio un resultado de 0,71 miligramos en sangre.

Este 2022, el cuerpo ha interpuesto 96 denuncias relacionadas con estas conductas y el año pasado tramitó un total de 403 sanciones por incumplimiento de la normativa de circulación.

En 2021 la Policía Municipal de Mollet tramitó un total de 403 sanciones a conductores de patinetes eléctricos por incumplir la normativa de circulación. En lo que va de año, se han puesto 96 denuncias.

Unos datos que por Juanjo Baños, concejal de Seguridad Ciudadana y Convivencia, demuestran “la importancia de las campañas preventivas de vigilancia y control de ciclistas y vehículos de movilidad personal que hace la Policía Municipal de Mollet”.

El pleno del Ayuntamiento de Mollet del Vallés aprobó por unanimidad la nueva Ordenanza de Circulación que, entre otros aspectos, regulará el uso en el espacio público de los patinetes eléctricos. Con esta ordenanza, Mollet regula aquellos aspectos que no contemplaba la directiva que hizo pública la Dirección General de Tráfico en diciembre, como la obligación de un elemento de seguridad, como es la utilización del casco.

La iniciativa contempla que será de obligado cumplimiento llevar casco, que no se podrá circular por aceras o zonas peatonales o hacerlo con el móvil en la mano o los auriculares puestos.

Asimismo, los conductores, también deberán someterse a pruebas de alcoholemia y drogas si la policía lo requiere, deberán circular con luces reglamentarias de noche y sólo lo podrá hacer una persona por vehículo.

La ordenanza también recuerda que la edad mínima para conducir un patinete eléctrico es de 15 años.

Con esta regulación, el Ayuntamiento no sólo pretende potenciar la seguridad, la buena convivencia y el uso racional del espacio público, sino que también sigue apostando por un modelo de movilidad y transporte sostenible que priorice los desplazamientos a pie, o en su defecto, a través de vehículos no contaminados o del transporte público.

La nueva ordenanza de circulación busca, en definitiva, pacificar la convivencia entre los peatones y las personas que se desplazan en Vehículos de Movilidad Personal (VMP) y bicicleta, los cuales deberán ir por la calzada,