Caen los narcotraficantes más ricos del Baix Llobregat

Desde cuatro inmuebles en Viladecans conseguían ingresos de más 2 de millones anuales

Parte del material incautado
Parte del material incautado FOTO: Mossos d'Esquadra

Los Mossos d’Esquadra desmantelaron el viernes 25 de marzo un presunto grupo criminal que se dedicaba al tráfico de drogas en Viladecans (Barcelona) y que estaba regentado por un clan familiar.

El clan tenía montada una estructura en cuatro inmuebles desde donde llevaban a cabo el tráfico de drogas que les reportaba unos ingresos que podían acercarse a los 2.000.000 euros anuales, ha informado en un comunicado la policía catalana este sábado.

La investigación se inició en marzo del 2021 por los agentes de la Unidad de Investigación de Gavà (Barcelona) en un operativo de entrada y registro en un domicilio de la localidad, que según pudieron acreditar los agentes, funcionaba como laboratorio de producción de cocaína.

En la primera intervención los Mossos localizaron más de 206 gramos de cocaína y siete kilos de sustancias de corte, básculas de precisión y 3.200 euros en efectivo, además en el domicilio había dos personas que presuntamente regentaban el punto de venta y que quedaron detenidas.

Los policías establecieron que estás dos personas trabajaban en un clan familiar que funcionaba con una estructura jerárquica, cuyo liderazgo ejercía uno de sus integrantes y su mujer.

A la vista de las evidencias, el 22 de marzo la policía catalana entró en cuatro inmuebles de Viladecans e intervinieron cerca de 5.000 euros en efectivo en el domicilio de los líderes del clan, así como dos armas de fuego cortas, una escopeta, 600 cartuchos, 600 gramos de sustancias de corte y 62 envoltorios que contenían 70 gramos de cocaína.

La investigación concluyó el 25 de marzo con ocho detenidos, entre ellos los líderes del clan que pasaron a disposición judicial y el juez decretó su libertad con cargos.

Cabe recordar que el año pasado, la Policía Nacional desarticuló una banda criminal dedicada a la distribución de distintos tipos de droga, principalmente cocaína, a diversos proveedores del Baix Llobregat y el Vallès.

En el marco de la operación, los agentes detuvieron a 26 personas como presuntas autoras de delitos contra la salud pública, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal, de las cuales diez ingresaron en prisión preventiva.