Roger Torrent, antes de ser juzgado por desobediencia: “No confiamos en los tribunales”

Defiende su actuación al frente del Parlament de Cataluña entre 2018 y 2021

El conseller de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, expresidente del Parlament de Cataluña, junto a la exmiembro de la Mesa de la cámara catalana Adriana Delgado (i), a su llegada al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que juzga desde este miércoles a Torrent y a los miembros de JxCat y ERC de la Mesa que presidió en el Parlament, por un delito de desobediencia al tramitar resoluciones vetadas por el Constitucional. EFE/Toni Albir
El conseller de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, expresidente del Parlament de Cataluña, junto a la exmiembro de la Mesa de la cámara catalana Adriana Delgado (i), a su llegada al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que juzga desde este miércoles a Torrent y a los miembros de JxCat y ERC de la Mesa que presidió en el Parlament, por un delito de desobediencia al tramitar resoluciones vetadas por el Constitucional. EFE/Toni Albir FOTO: Toni Albir EFE

El expresidente del Parlament y actual conseller de la Generalitat, Roger Torrent, ha defendido hoy su actuación al frente de la Mesa de la Cámara catalana entre 2018 y 2021 y ha considerado que el juicio en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) por presunta desobediencia responde a un conflicto político: “No confiamos en los tribunales”.

Lo ha dicho en una entrevista en Catalunya Ràdio de este miércoles, el día en que arranca el proceso judicial por presuntamente desobedecer al Tribunal Constitucional (TC) al tramitar resoluciones relacionadas con el proceso independentista.

Así, Torrent ha dicho defender los principios del parlamentarismo y ha enmarcado el proceso judicial en la “respuesta represiva del Estado español”.

Ha subrayado que ERC y Junts plantean “una defensa unitaria de la democracia, del Parlament y de la resolución política del conflicto”, al estar encausados miembros de ambos partidos.

Ha asegurado este miércoles que defenderá ante el juez su actuación al frente de la Cámara y la “protección de los derechos fundamentales y del parlamentarismo”.

En declaraciones a los medios antes del inicio del juicio, ha sostenido que la causa forma parte de la “persecución del movimiento independentista” y que el Parlament debe poder debatir sobre cualquier asunto que preocupe a la ciudadanía.

Torrent, que ha llegado junto a la entonces secretaria cuarta del Parlament, la republicana Adriana Delgado, que también será juzgada, el líder de ERC, Oriol Junqueras, la expresidenta de la Cámara Carme Forcadell y la secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha descrito el juicio como un despropósito que no se debería celebrar nunca, porque cree que “la judicialización no lleva a ninguna parte” y que el conflicto debe resolverse por vías políticas y no a través de los jueces.

Por su parte, Delgado ha insistido en que el Parlament debe poder debatir sobre cualquier asunto: “Querer condicionar y limitar el parlamentarismo es atacar a la democracia y derechos tan fundamentales como la libertad de expresión” y la participación, ha dicho.

“El juicio es una constatación más de que la causa judicial contra el independentismo continúa lamentablemente, y que lo que tenemos que hacer es trabajar por la desjudicialización de la política” y abordar este asunto desde el debate y la negociación, ha añadido la también alcaldesa de Sant Vicenç de Castellet (Barcelona).