Sociedad

¿Cómo se crea el viento? ¿Qué tipos existen?

La atmósfera está compuesta por varios gases que fluyen, cuidadosamente equilibrados, y cada uno de ellos tiene un propósito

Mujer con la brisa marina
Mujer con la brisa marina FOTO: La Razón (Custom Credit)

Aunque todos sabemos identificar el viento y el ser humano lo lleva utilizando para multitud de ámbitos desde hace miles de años, como en los deportes de viento o, más actualmente, para producir energía en las centrales eólicas. Poca gente sabe explicar de manera acertada cómo se forma este curioso fenómeno que es capaz de producir grandes catástrofes en nuestro planeta.

¿Cómo se generan las corrientes de viento?

Mujer con vestido blanco contra el viento
Mujer con vestido blanco contra el viento FOTO: La Razón (Custom Credit)

El viento es el resultado del calentamiento desigual de la superficie terrestre. La atmósfera está compuesta por cuatro capas: troposfera, estratosfera, mesosfera y termosfera, a más de 100 kilómetros sobre la corteza terrestre. En esta región aérea, hay varios gases que fluyen, todos cuidadosamente equilibrados, y cada uno de ellos tiene un propósito. Por ejemplo, el nitrógeno nos da el tono azul de nuestros cielos. El viento es el resultado de las diferencias de presión en la atmósfera y los flujos entre las masas de aire. En el ecuador, el Sol calienta el agua y la tierra más que en el resto del planeta, el aire ecuatorial cálido se eleva hacia la atmósfera y migra hacia los polos. Este es un sistema de baja presión. Al mismo tiempo, el aire más frío y más denso se mueve sobre la superficie de la Tierra hacia el ecuador para reemplazar el aire caliente. Este es un sistema de alta presión. Por tanto, el movimiento generado en un intento de equilibrar todas las diferentes presiones barométricas, es lo que conocemos como corrientes de viento. Asimismo, las fuerzas físicas como la rotación de la Tierra, el efecto Coriolis, la geomorfología de la superficie del planeta, la energía solar y la gravedad también son responsables de la distribución de múltiples sistemas de viento en todo el mundo.

El viento puede soplar en cualquier lugar, en cualquier momento y en cualquier dirección y es responsable de la creación de oleajes y olas. Cuando el viento sopla sobre la superficie del océano, crea una extensión de aire más o menos grande, a veces ubicada a miles de kilómetros de distancia de las costas. La zona de viento es el hogar de ondas de varios tamaños que comienzan a agruparse y formar olas. Estos trenes de olas recorren largas distancias antes de llegar a la costa.

Tipos de viento

Hombre practicando Kite Surf
Hombre practicando Kite Surf FOTO: La Razón (Custom Credit)

En todo el planeta, diferentes patrones de viento soplan en varias direcciones según la latitud. Los principales tipos de vientos son los vientos alisios, los cuarenta rugientes, los vientos polares del este, los vientos del oeste, el estancamiento y las latitudes del caballo. Cuando se trata de la duración, hay tres tipos de viento: vientos fuertes y cortos (ráfagas), vientos intermedios fuertes (denominados chubascos) y vientos fuertes y duraderos (tifones, huracanes, tormentas, vendavales o brisas). El formato de medida oficial para clasificar la potencia del viento es el nudo, que equivale a 1,85 kilómetros por hora. Si necesita medir la velocidad del viento con precisión, debe usar un anemómetro digital. Sin embargo, también es posible evaluar empíricamente la fuerza del viento observando las condiciones en el mar, gracias a la escala de fuerza del viento de Beaufort.

Datos curiosos

Diente de león
Diente de león FOTO: La Razón (Custom Credit)

La ráfaga de viento más fuerte jamás documentada fue detectada en la estación meteorológica de Barrow Island, Australia, el 10 de abril de 1996. El anemómetro local se montó a 10 metros sobre el nivel del mar y registró velocidades de 408 kilómetros por hora (220 nudos).

El lugar con más viento del mundo es Cape Farewell, en Groenlandia. Los aviones sobrevolaron este lugar ártico por primera vez en 2008, anteriormente, los fuertes vientos habían impedido la posibilidad de realizar tales vuelos.