Política

Los empresarios apuestan por que Feria Valencia sea público-privada

Patronal y Cámara de Comercio unen fuerzas para participar en la decisión sobre el modelo

El presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro
El presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador NavarroLa Razón

Si el pasado miércoles fue la patronal la que reclamó participar en la decisión sobre el futuro de Feria Valencia, ayer la Cámara de Comercio exigió también su espacio en el asunto. Tras un encuentro entre ambas instituciones, tanto la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) como el ente cameral mostraron públicamente y por primera vez su predilección por una gestión público-privada de la institución ferial.

El gesto, aparentemente sin mucha importancia, es toda una muestra de apoyo a la postura que ha defendido desde un principio la Conselleria de Economía, que sigue en pugna con la de Hacienda por la asunción de la deuda de la Feria por parte de la Generalitat.

Por el momento, la única opción seria que se ha puesto sobre la mesa ha sido una dación en pago de la Feria a la Administración mediante el derecho de uso del suelo, que pertenece al Ayuntamiento, y sus inmuebles, pero esta alternativa no acaba de convencer al alcalde de Valencia, Joan Ribó.

El martes de la semana que viene la Comisión de Seguimiento, formada por la Conselleria de Hacienda, la de Economía, el Ayuntamiento de Valencia y la propia Feria, volverá a reunirse para intentar deshacer el entuerto y llegar a un acuerdo entre todas las partes. Tras este encuentro, el Comité Ejecutivo de Feria Valencia valorará las consideraciones que se hayan realizado en el primero, y será ahí donde los empresarios tendrán voz y voto y podrán opinar sobre el futuro de la institución.

El último capítulo de la ya larga serie sobre Feria Valencia, que arrancó allá por 2015, se ha producido esta semana, cuando el martes el actual presidente de la institución, José Vicente González, anunció que no iba a presentarse a la reelección en diciembre, y el miércoles Vicente Lafuente, candidato de consenso a sustituirle en el cargo, hizo pública su negativa al cargo.

Estos acontecimientos, que han centrado la atención mediática e institucional más en la Presidencia que en el futuro de la institución, han llevado a los empresarios a tomar cartas en el asunto para reconducir la situación.

Presidencia vacante

De esta forma, tanto la CEV como la Cámara de Comercio exigieron ayer que se decida primero cuál será el modelo exacto de Feria Valencia, para posteriormente elegir al presidente o presidenta. De hecho, tanto desde el sector empresarial como desde la propia Administración se empieza a barajar la posibilidad de que la Presidencia quede vacante durante unos meses hasta que la situación del ente se clarifique.

La gestión del día está en manos del equipo directivo, encabezado por Enrique Soto, por lo que la figura del presidente, mucho más institucional, queda ahora en un segundo plano. En cualquier caso, indicaron ayer los empresarios, hay que establecer un calendario lo más pronto posible para alcanzar «un acuerdo general de solución» respecto a los puntos que hay en debate en el nuevo modelo ferial.