El comercio de Benidorm contra la “imposición lingüística” y avisa que no atenderá en valenciano

El sector se muestra contrario a la propuesta de Compromís que quiere obligar a los establecimientos comerciales a usar esta lengua

Reabren las primeras terrazas en Benidorm, a excepción de la zona inglesa
Imagen de un comercio de BenidormMORELLEFE

El sector turístico de Benidorm, representado por las asociaciones Abreca, Cobreca, Aico, Aptur-CV y Jovempa, ha expresado su preocupación ante la propuesta de Compromís en Les Corts Valencianes con la que se pretende “obligar por ley a los establecimientos comerciales a atender en valenciano”.

Este posicionamiento del sector turístico se produce después de que la diputada Mònica Álvaro haya presentado en Les Corts una propuesta para que se inicien las reformas legales necesarias para hacer efectivo el derecho de poder atender en valenciano o en castellano las actuaciones de los consumidores en los comercios de la Comunitat Valenciana.

Según recoge Efe, las organizaciones patronales de Benidorm afirman que “el valenciano es un idioma importante para la cultura de nuestra región, pero la economía de la Comunidad Valenciana se basa en la industria turística que representa una parte importante de su PIB”.

Las patronales del sector turístico consideran que estas actuaciones se deben realizar “sin imposiciones” para que cada establecimiento “atienda en los idiomas que crea convenientes según el cliente al que quiera intentar vender su producto o servicio”, puesto que el cliente puede establecer, como barrera de entrada, la lengua con la que quiere que se le atienda”.

“Todo lo demás es una imposición artificial y retrógrada por parte de la Administración publica”, han asistido las organizaciones empresariales de Benidorm, que recuerdan que son “empresas privadas y no cortijos” de los políticos.

La gran mayoría de nuestros clientes -afirman estas asociaciones- son extranjeros y personas provenientes del resto de España que vuelven cada vez más porque les ofrecemos un servicio muy personal de alta calidad”. Insisten en que “no debería haber ningún problema o fricción si cada parte elige en libertad dentro del mercado de productos y servicios que se ofrecen en Comunidad Valenciana”.