Valencia recuerda al profesor Manuel Broseta en el 30 aniversario de su asesinato por ETA

Ximo Puig defiende el “régimen del 78″ por ser “la mejor experiencia de España”

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig,  y el hijo de Manuel Broseta, Pablo Broseta, en el homenaje por el 30º aniversario de su asesinato a manos de ETA
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el hijo de Manuel Broseta, Pablo Broseta, en el homenaje por el 30º aniversario de su asesinato a manos de ETA FOTO: GENERALITAT (TWITTER) GENERALITAT (TWITTER)

ETA asesinó hace 30 años al profesor Manuel Broseta. Desde entonces, en cada aniversario de su muerte, se realiza un homenaje en el lugar en el que fue abatido por la banda terrorista, en la avenida Blasco Ibañez de Valencia, junto a la Universidad de València. “Fue una de las personalidades españoles que hicieron posible la democracia”, ha resaltado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, quien ha insistido en que “nadie puede cambiar el relato de la historia” y ha calificado de “indignos” a los terroristas remarcando que hicieron “más contra la democracia que contra el franquismo”.

Puig ha estado participado, junto a los hijos de Broseta y otros dirigentes políticos, entre ellos el presidente regional del PP, Carlos Mazón.

“Broseta significó y significa paz y apertura, y aquí se produjo la peor de las sinrazones. Han pasado ya tres décadas y vemos que el Estatuto de Autonomía y la Constitución han traído los mejores años para la Comunitat y España, y eso fue gracias a personas como Broseta”, según recoge Efe.

El a veces denostado régimen del 78 ha sido la mejor experiencia de España, ha permitido grandes avances. Queda grandes dificultades, por supuesto, pero nadie puede dudar de lo que significó ese esfuerzo de quienes hicieron posible la democracia”, ha agregado el presidente.

“Hoy hemos de decir que nadie puede cambiar el relato de la historia. Hubo algunos que trabajaron con convicción por la democracia y las libertades, y hubo otros que hicieron todo lo posible para que la democracia cayese bajo la violencia”.

“Ganó la democracia, pero para que esa victoria sea definitiva nunca debemos olvidar, y nadie puede cambiar el relato. ETA fue un intento desesperado por cambiar la democracia, no hay dignidad para ninguna de sus etapas, hizo más contra la democracia que contra el franquismo, y nunca la violencia puede tener ningún tipo de esperanza. Por eso el espíritu de Broseta representa una de las mejores páginas de esta tierra y siempre estará entre nosotros”, ha concluido.