Mónica Oltra achaca la imputación de seis altos cargos de su Conselleria a una “cacería de la extrema derecha”

Defiende la actuación de las funcionarias durante la investigación del caso de abusos por el que ha sido condenado su ex marido

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, atiende a los medios de comunicación
La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, atiende a los medios de comunicación FOTO: Manuel Bruque EFE

Tranquila, sonriente y muy contundente. Así ha dado hoy explicaciones la vicepresidenta y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, sobre la imputación de seis altos cargos de su Conselleria. El juez los ha citado a declarar el próximo 28 de febrero para que expliquen su actuación en el caso del abuso de una menor en un centro tutelado en el que el ex marido de Oltra, Luis Ramírez Icardi, ha sido condenado a cinco años de prisión.

La líder de Compromís ha asegurado que se trata de una “querella de la extrema derecha”, con lo que este hecho, defiende, “ya determina los intereses que hay detrás”. Ha lamentado que se haya abierto una cacería política a unas funcionarias que llevan décadas haciendo su trabajo “excepcionalmente”.

Confía, por tanto, en que “la verdad siempre se abre camino” y ha dicho que ya dio explicaciones sobre su actuación en Les Corts y, además, los grupos políticos han tenido la documentación a su disposición. Como ejemplo, ha dicho que el PP dijo que sus abogados estaban estudiando los papeles y que si no ha dado un paso es “porque está todo claro”. Llegado a este punto de su intervención, ha reiterado: “Es una cacería de la extrema derecha y se cuestiona el trabajo de unas funcionarias que no deberían verse envueltas en este asunto”.

También ha defendido que el juzgado ya lo había archivado este asunto y que la Fiscalía también lo pidió y por tercera vez ha insistido en que no hay nada más que “una extrema derecha haciendo una guerra política que no han podido hacer en las urnas”.

Oltra se refiere a que esta citación parte de dos denuncias que se han acumulado en una sola. La primera es de la menor víctima de abusos y que está representada por José Luis Roberto, líder de España 2000, y la segunda la interpuso la asociación Gobierna-Te, que preside la exintegrante de Vox, Cristina Seguí.

Por su parte, la portavoz de Vox, Ana Vega, en Les Corts Valencianes, ha explicado que presentaron una denuncia tras salir a la luz el informe del Síndic de Greuges sobre los 175 menores que habían sufrido abusos en el último año en la que también incluyó una parte de la sentencia en la que se condena a Luis Ramírez Icardi, sobre la que, no obstante, todavía no se ha pronunciado la Justicia. “Se determinaba que se había hecho una instrucción paralela por parte de la Conselleria para intentar aminorar su responsabilidad. Entendemos que ha estado todo dirigido a tapar las consecuencias políticas que podría tener para Oltra y si han participado altos cargos, psicólogos o quien haya participado de todo esto, tendrá que asumir sus responsabilidad penales, patrimoniales o lo que se derive”.

Además, ha dicho que la Justicia ha respaldado su decisión reabriendo este asunto y, por tanto, ha exigido Oltra que dimita. “Si no lo hace, es el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, quien debe cesarle. “Lo que sucede con los centros de menores es una barbaridad y no podemos tener una consellera que no le importan los dependientes, los menores o los mayores, que son las personas más vulnerables que tenemos en esta Comunidad”.

También el PP ha pedido, una vez más, responsabilidades políticas sobre esta cuestión. Oltra ha lamentado que el PP vaya “chupando rueda de la extrema derecha y esto tiene las consecuencias que tiene. Demuestran que no tienen proyecto político para este país”.