La Guardia Civil detiene a un hombre con doscientas plantas de marihuana en su chalet

Además, se le incautó una bolsa con diez kilos de cogollos preparados para su distribución

Un agente en el invernadero descubierto
Un agente en el invernadero descubierto FOTO: La Razón Guardia Civil

La Guardia Civil de Llíria (Valencia) ha detenido a un hombre de 28 años y nacionalidad lituana que tenía una plantación de marihuana en su chalet, con más de 200 plantas en un avanzado estado de desarrollo.

La operación, denominada Kiparisas, comenzó cuando una patrulla de servicio detectó olor a marihuana en un chalé del término municipal de Llíria que disponía de cuatro aires acondicionados instalados funcionando simultáneamente, han informado fuentes de la Guardia Civil en un comunicado.

En ese momento, se iniciaron las pesquisas policiales que apuntaron a que podría tratarse de un punto de elaboración y distribución de drogas.

El pasado mes de abril se realizó un registro del inmueble, en el que se encontraron tres estancias con una plantación de más de 200 plantas en un avanzado estado de desarrollo, así como un enganche irregular a la red eléctrica general y una ballesta que poseía el morador de la vivienda de manera ilegal como elemento de seguridad.

Además, los agentes se incautaron también de más de 10 kilogramos de cogollos secos preparados para su distribución y venta.

Como resultado de lo anterior, fue detenido un hombre de 28 años de edad y nacionalidad lituana, que residía en ese domicilio y cuidaba la plantación, por un delito contra la salud pública (cultivo de droga), otro de defraudación de fluido eléctrico y también por un delito de tenencia ilícita de armas.

El detenido ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial, que decretó su ingreso en prisión de manera inmediata, y las diligencias fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción y Primera Instancia Número 5 de Llíria.