Las nuevas restricciones que marca el reglamento de la ley Forestal para los montes de la Comunidad Valenciana

El PP pide que se abra una mesa de diálogo para escuchar a los sectores afectados

El nuevo reglamento prohíbe escarlar en 300 puntos de la provincia de Alicante
El nuevo reglamento prohíbe escarlar en 300 puntos de la provincia de Alicante FOTO: La Razón La Razón

Solo en la provincia de Alicante hay 300 puntos en los que está prohibido escalar. También se ha restringido el uso de las bicicletas, la recogida de caracoles o incluso determinadas plantas en los montes de la Comunitat Valenciana. «Todo lo hace sin ningún criterio ni informe. Pedimos inque se justifiquen las medidas. Están prohibiendo por pura ideología sectaria». Así lo asegura el PPCV que defiende también que es posible la compatibilidad de la práctica deportiva en el medio natural con el desarrollo sostenible.

El PP solicita ampliar el plazo para presentar alegaciones al reglamento de Ley Forestal, así como convocar la mesa de diálogo del Deporte. Los portavoces de Medio Ambiente del grupo popular en Les Corts, Elisa Díaz, y de Deportes, Luís Martínez, reclaman realizar estudios técnicos que avalen las medidas prohibitivas y destinar recursos para el mantenimiento de senderos.

Díaz acusa a la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente de no contar con el sector agrícola ni con el de deportes de montaña para la regulación de la Ley Forestal y permitir un uso público compatible del deporte con el medio natural. Recuerda que estas prohibiciones afectan el barranquismo, la espeleología y limitan mucho el senderismo.

Con estos argumentos, pide la constitución de una mesa de diálogo para elaborar protocolos de buenas prácticas y agilizar la tramitación de eventos habituales y lamenta que el reglamento de la Ley Forestal no haya contado con los sectores afectados.

«Ahora hay un plazo mínimo para presentar alegaciones y pedimos que se amplíe a un mínimo de quince días», añade Díaz, quien critica que la Conselleria que dirige Mireia Mollá «no hace más que prohibir sin ningún criterio ni informe».

Por su parte, el portavoz de Deportes del grupo popular, Luis Martínez, acusa al Consell de falta de voluntad política por solucionar los problemas. “Hay una falta de coordinación absoluta entre las consellerias de Agricultura y Deportes y un incumplimiento absoluto de los acuerdos sin ningún diálogo con los colectivos afectados por las prohibiciones. En el reglamento forestal están yendo hacia atrás. Los propios colectivos a los que ningunean acusan de no reunirse”.

“Ahora todas aquellas personas que van al monte y quieren disfrutar del monte son tratados como terroristas medioambientales y eso no se puede tolerar”.

El grupo parlamentario ha presentado diversas iniciativas “ante esta burla” hacia las federaciones deportivas como la de ciclismo o la de montaña y escalada. “Solicitamos realizar estudios de carga previos a la limitación de espacios, con datos y estudios científicos. En segundo lugar, destinar recursos para el mantenimiento de senderos porque su abandono tiene incidencia en zonas con riesgo de despoblación. Los senderos se están quedando en un estado lamentable por falta de recursos. Pedimos que actúen porque los senderos están desatendidos, con riesgo de desaparición. Es posible un turismo de senderos sostenible”.