El alcalde de Valencia, Joan Ribó, se salta la ordenanza municipal y circula con su bici por la acera

Su escolta sí bajó de la bicicleta para cumplir la normativa

El alcalde de València, Joan Ribó, circulando con su bicicleta por la acera
El alcalde de València, Joan Ribó, circulando con su bicicleta por la acera FOTO: La Razón La Razón

La red ciclable de la ciudad de Valencia tiene 161 kilómetros de carriles bici, 29,7 kilómetros de ciclocalle y 2,96 kilómetros de carril bus ampliado para bici. Además, hay sendas bici señalizadas en verde, carriles bici de conexión con los municipios del área metropolitana, señalizados en azul y 743,1 kilómetros de calles con circulación máxima de velocidad de 30 kilómetros por hora o inferior. A todo esto se añaden 93,7 kilómetros de zonas peatonales, por las que las bicicletas pueden circular.

Estos son los datos que muestra el Ayuntamiento de València en su web. Sin embargo, el alcalde Joan Ribó, usuario de la bicicleta tomó, seguramente, el camino más corto cuando hace unos días, optó por circular por la acera, tal y como se puede observar en la fotografía. Iba por la calle Salas Quiroga, poco antes de las dos de la tarde, y no se bajó de ella para circular, eso sí, con cuidado, por la acera.

Prohibido circular por la acera

La ordenanza municipal prohíbe la circulación de bicicletas por las aceras, excepto para los menores de 8 años a quienes acompañe una persona adulta a pie, a velocidad similar a la de las personas viandantes y respetando en todo momento la prioridad de estas.

Por tanto, “cuando la persona en bicicleta precise acceder a la acera, deberá hacerlo desmontando de la bicicleta y transitando con ella en mano hasta su destino o lugar de estacionamiento, actuando a todos los efectos como viandante”.

En el caso de circular por carriles bici marcados sobre las aceras (o aceras bici) se deberá hacer a velocidad moderada, no superior a 15 kilómetros por hora, y no se podrá utilizar el resto de la acera, que queda reservada exclusivamente para las personas viandantes, dicta la ordenanza.

Además, se deberá respetar la prioridad de las personas a pie en los pasos peatonales señalizados que crucen estos carriles bici.

Un símbolo

Cuando Joan Ribó accedió a la Alcaldía en 2015, su entrada al Ayuntamiento en bici, en lugar de su coche oficial, fue muy comentada. De hecho, se hicieron decenas de memes en los que se cambiaba la bicicleta del alcalde de Compromís por un dinosaurio, una tabla de surf e incluso le pusieron a ET en la cesta, una imagen que, con mucho humor, dijo que era su preferida.

Imagen de Joan Ribó en un meme que se hizo viral en 2015
Imagen de Joan Ribó en un meme que se hizo viral en 2015 FOTO: La Razón La Razón

De hecho, en las casi dos legislaturas que lleva al frente del Ayuntamiento de València, la construcción de carriles bici ha sido una de sus prioridades, lo que le ha llevado a ser criticado por la oposición que lamenta que se haya desplazado al peatón.