Cultura

Detenidos seis turistas en Perú por causar daños en Machu Picchu

Seis extranjeros entraron ilegalmente en la ciudadela inca el domingo en la madrugada. La Dirección de Cultura de Cuzco ha confirmado la caída de una piedra y el hallazgo de heces en la zona protegida

Durante el gobierno del Inka Pachakuti el imperio Inca se expandió, conquistó otras pueblos y estados y vivió en prosperidad. Además de un gran guerrero, Pachakuti fue un excelente administrador, estratega y pensador, y fue durante su reinado que se construyó la ciudadela de Machu Picchu, alrededor del año 1450. Centro religioso, político y administrativo, la ciudadela -diseñada y construida por expertos arquitectos, ingenieros y astrónomos- está ubicada en la Cordillera de Los Andes, a 2.430 metros sobre el nivel, en un espacio que los incas consideraban sagrado por representar el nexo entre los Andes y la Amazonía. Aunque fue abandonada durante la segunda mitad del siglo XVI, nunca dejó de ser visitada y habitada de manera ocasional, pero el público en general conoció de su existencia a partir de las exploraciones y excavaciones del profesor Hiram Bingham, que “descubrió” Machu Picchu en 1911. Hoy es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco (desde 1983), además de haber sido declarada como una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno en 2007.

Publicidad

Un lugar misterioso y sagrado que atrae alrededor de un millón de visitantes al año. De acuerdo con las fuerzas de seguridad peruanas y la Dirección de Cultura de Cuzco, seis de esos visitantes entraron este fin de semana, de manera ilegal, a la llaqta de Machupicchu. Fueron detenidos por las autoridades durante la madrugada del domingo y, aunque se continuará investigando, por ahora se han “evidenciado en el sector del mirador del Templo del Sol la fractura de elemento lítico que se desprendió de un muro cayendo de una altura de 6 metros aproximadamente provocando una hendidura en el piso, asimismo se encontró materia fecal".

Los seis extranjeros, cuatro hombres y dos mujeres, eran de nacionalidades argentina, chilena, francesa y brasileña y han sido acusados de un presunto delito contra el patrimonio cultural. El jefe del Parque Arqueológico Nacional de Machu Picchu, José Bastante, ha llamado a agilizar las investigaciones para determinar la responsabilidad de los infractores y, llegado el caso, imponerles una sanción. El Gobierno regional ha recordado a todos los visitantes que están obligados a proteger y respetar el patrimonio.