Pau Donés quiso aparecer en su último videoclip bailando con su hija Sara, pero ya no tuvo fuerzas

La joven, de 16 años, que aparece con el rostro tapado por un antifaz, fue el motor de los últimos años de su vida y con ella se fue a California a vivir un tiempo

Thumbnail

Pau Dones no quiso abandonar este mundo sin dejarnos un último regalo: su último tema “Eso que tú me das”, acompañado de un videoclip en el que, pese a su desmejorado aspecto, derrocha energía y ganas de vivir.

Después de publicar algunos adelantos en redes sociales, entre ellos, una canción dedicada a los sanitarios, Pau Donés volvía a poner en marcha a Jarabe de palo lanzando por sorpresa su nuevo disco, “Tragas o escupes”, que llegaba tras más de un año retirado. Donés estuvo residiendo en California con su hija, pero en abril ya estaba de vuelta en Barcelona, donde publicó un vídeo grabado en el balcón de su casa en el que interpretaba un tema titulado “Vuelvo”, toda una declaración de intenciones.

En el videoclip Pau Donés aparece con los claros síntomas de la enfermedad, muy delgado, aunque sin abandonar nunca la sonrisa y con su característica voz entonando un tema que es un canto a la vida. El artista catalán aparece en muchos fotogramas cantando sentado en una banqueta pero también aparece en varias escenas de pie y bailando incluso.

Pau Donés, bailando en el videoclip FOTO: YouTube La Razón

Donés sabía que el cáncer le estaba ganando la partida y ya le costaba permanecer de pie. De hecho, estaba previsto que fuese él quien apareciese bailando con la joven que sale con el rostro tapado por un antifaz que no es otra que su hija Sara, de 16 años. Finalmente, no tuvo las fuerzas suficientes para marcarse ese baile de ritmos caribeños, pero sí que pudo estar ahí, junto a ella en todo momento.

Y es que el nacimiento de su hija marcó su vida, como él llegó a contar en numerosas ocasiones, aunque no lo suficiente como para que renunciase a su carrera musical. Al poco de nacer se fue de gira y se perdió sus primeros meses de vida.

Precisamente esa sensación de culpa le atormentó mucho tiempo lo que, unido a su enfermedad, hizo que en estos últimos años se replantease su vida y sus valores. Tanto es así que durante buena parte de los últimos dos años se tomase un descanso de los escenarios para pasar más tiempo con Sara.

Cansado, y con la obsesión de no perderse más días de la vida de su hija lo paró todo. Se fueron juntos a vivir a California, donde el artista podía seguir formando parte de un ensayo clínico que se llevaba a cabo y que era idéntico al que participaba en Barcelona.

Pasaron juntos un año. Hablaba de su hija y del gran oído musical. Pero Pau Donés prefería que no se dedicase a la música, para no ser la hija “del de jarabe”. “Creo que tengo a favor de mis preferencias que la música ha sido su enemiga, porque le ha robado a su padre”, me confesó.

En marzo, cuando España acababa de entrar en confinamiento, Pau Donés publicó una canción de agradecimiento a los sanitarios y en su físico ya se notaba que algo no iba bien. Sin embargo, el 7 de abril, anunciaba con “Vuelvo” que “ pisar el escenario es en lo único que pienso”. Era una declaración de intenciones. Según cantaba, "vuelvo porque la música de nuevo a mi cabeza ha vuelto”, “para encontrarme con mi gente y aquí quedarme siempre”, “porque pisar el escenario es en lo único que pienso”, y para hacer “lo siempre he querido hacer”. “Si la vida te da palo, dame una guitarra que te canto una canción. Si la vida te da palo, que escribí unos versos pa’ alegrarte el corazón. Si la vida te da palo, traigo una receta que te hará sentir mejor. Si la vida te da palo, Jarabe de Palo”.

El disco, “Tragas o escupes”, previsto para septiembre, apareció también antes de lo previsto porque, como decía Pau Donés, “el futuro no existe”. Vivió su vida más intensamente que el resto de nosotros, aunque también lo negaba. «Hasta el día en que el cáncer diga que gana la partida. Cuando eso sea, pues nada. Pero yo al cáncer le dedico cinco minutos cada día, y luego a otra cosa».

Él mismo había llegado a confesar en su blog que hablaba del cáncer con ella, pese a su corte edad, y a la posibilidad real de que todo acabara como finamente ha ocurrido, pero también escribió que “no hablamos directamente de la muerte” y "sí de lo mucho que la quiero y de que voy a pelear para no dejarla sola”

Poco antes de lanzar “Eso que tú me das”