Sino o si no: cuándo se escribe junto y cuándo separado

Proponemos una forma sencilla para evitar fallos a la hora de utilizar ambas expresiones

La confusión en el uso de “sino” y “si no” es muy habitual. Sin embargo, ambas expresiones tienen definiciones diferentes y existe una forma sencilla a la hora de distinguirlas. “Sino” es una conjunción adversativa que se escribe en una sola palabra y se usa, principalmente, con el objetivo de contraponer un concepto frente a otro. Es decir, se podría hacer para realizar una aclaración o corrección de otra afrimación. Por ejemplo, “Pablo no estudia, sino que trabaja”.

Por su parte, “si no” se trata de una expresión que se utiliza para introducir una oración condicional. “Si no estudias, no aprobarás”, por ejemplo. ¿Sigue siendo confuso? Una manera fácil de no fallar en esta distinción, es la de intercalar un elemento entre “si” y “no”. Es decir, una forma sencilla de saber cuándo se debe escribir “si no” separado, es cuando se pueda intercalar entre ambas palabras algún elemento sin que se pierda el sentido de la frase. Por ejemplo, “si Pablo no estudia, no aprobará”; “No aprobará si él no estudia”; “Si tú no quieres no me iré”.

Al respecto, explica la Real Academia Española (RAE) que “no debe confundirse la conjunción adversativa ‘sino’ con ‘si no’, secuencia formada por la conjunción ‘si’ seguida del adverbio de negación ‘no’”, continúa “el segundo elemento de la secuencia -la negación ‘no’- es tónico, frente a la atonicidad de la conjunción adversativa ‘sino’”.

Cabe destacar, asimismo, que “sino” es también un sustantivo que significa “destino o fuerza desconocida que actúa sobre las personas y determina el desarrollo de los acontecimientos”, según la Real Academia Española.