Rafael Amargo, a la jueza: “Acumulé tanta droga por el confinamiento pero era para consumir con mis amigos”

A su salida de los juzgados el bailarín asegura que su detención “ha sido un espectáculo innecesario. Pablo Escobar solo había uno”

La jueza les ha dejado en libertad porque no aprecia riesgo de fuga, de reiteración delictiva ni destrucción de pruebas pero les ha aplicado medidas cautelares: retirada de pasaporte y obligación de ir a firmar al juzgado de forma quincenal. El auto fue firmado por la magistrada del Juzgado de Instrucción 17 de Madrid, que se ha inhibido a favor del número 42, que es quien lleva la instrucción del caso desde hace meses. Que haya acordado la libertad no significa, por tanto, que se haya creído la versión que dio Rafael Amargo en sede judicial, donde sí declaró, no como en sede policial. Dado que le acusaban que tener 100 gramos de metanfetaminas (80 de “cristal” y 20 de ketamina, entre otras sustancias), Amargo alegó que era para consumo propio. “Acumulamos por el confinamiento”, vino a decir, según fuentes judiciales. El artista alega que si entraba y salía tanta gente de su casa es porque quedaba con sus muchos amigos y conocidos para consumir allí, no porque él vendiera.

La investigación de la Policía Nacional, no obstante, discurre por otros derroteros y en estos ocho meses de investigación tienen escuchas y otras serie de pruebas que acreditarían la estructura criminal de la que se les acusa. La Fiscalía Antidroga, de hecho, pedía la prisión provisional sin fianza para todos ellos. Ahora. tendrán que volver a declarar ante el juzgado que lleva la acusa, quien podría modificar la situación procesal de lso encausados.

A su salida del juzgado de Plaza de Castilla el bailarín ha querido dar su versión de los hechos: “Hombre que sí se me ve animado porque tengo que estar donde tengo que estar en el Teatro La Latina, será mañana el estreno y evidentemente el que sepa leer entre líneas pues ya sabes aquí hay muchísimas cosas porque gracias a Dios no hay nada en mi casa, nada se han encontrado”.

Ha querido atender a todos los medios que se encontraban en las inmediaciones y se le ha notado muy preocupado por su espectáculo ‘Yerma’: “Esperemos que la gente sea sensata y vea que estoy en libertad, les esperamos en el Teatro La Latina y muchísimas gracias, poco a poco voy a ... no me voy a quedar quieto eh, Pablo Escobar había uno, lo demás...”.

En cuanto a qué le ha parecido la acusación que ha tenido, confiesa que: “Lo del grupo criminal me ha parecido que ahora puedo escribir una serie de ficción de la televisión que pronto veréis, estas cosas dañan al artista, pero grandes directivos que tienen cabeza saben que... en fin, que me va a servir para hacer muchas cosas”.

Asegura que en su casa no había ningún tipo de droga: “Cuando me vinieron a buscar a casa no había nada, solo mucha alegría y una casa donde se reúnen artistas y gente que quieren... sino que miren en su casa”. Lo que sí que ha dejado claro es que: “Soy un tío que le gusta la fiesta porque me gusta divertirme y me gusta celebrar. Me conocen todo el mundo y saben que soy un buen tío”.

Muy indignado con lo que ha sucedido, Rafael Amargo no entiende lo que ha sucedido: “Presuntamente te pueden llamar lo que quieras, pero después quítate ese lastre, es de una poca vergüenza y de poca humanidad. Además, con qué finalidad la estrategia dos días antes de un estreno”. Asegura además que su estancia en prisión no ha sido para nada agradable y hablará públicamente de ello: “Estar un calabazo tirado en el suelo, lleno de mierda... No me voy a quedar callado, qué me hagan esto dos días antes de mi estreno... han levantado este furor para nada”.

El bailaor flamenco asegura que: “Esto le toca a una persona menos fuerte y se lo cargan, yo no he echado ni una lágrima, solamente de coraje” y también ha querido tener palabras para su pareja y sus padres: “Luciana es mi pareja y la pobre está flipando, todo el mundo hablando de todo y yo sin decir que tenía pareja. No entiende nada, es argentina, nos hemos casado hace un año. Mis padres son estupendos y son gente bien, no merecen esta manera de... qué”.