Historia

10 cosas que quizá no sabía de Martin Luther King

Hoy se celebran 92 años del nacimiento de la figura principal del activismo no violento en contra del racismo en EE UU

Martin Luther King, durante su discurso"I Have a Dream"
Martin Luther King, durante su discurso"I Have a Dream"

Un día como hoy de 1929 nacía en Atlanta (Georgia, EE UU) una persona crucial en la lucha por los derechos civiles de los afroamericanos. El pastor y activista Martin Luther King Jr. creció en un ambiente en el que la segregación racial estaba a la orden del día. Tanto él como gente de su alrededor sufrieron numerosos episodios racistas, situaciones que a Luther King le sirvió para dedicar toda su vida a la lucha contra la discriminación y en pro de la igualdad. Tuvo una vida completa, aunque corta, pues fue asesinado a los 39 años (el 4 de abril de 1968) en Memphis (Tennessee), donde viajó para apoyar a los basureros negros locales que estaban en huelga con el fin de obtener una mejora salarial y mejor trato. Con esto, a modo de homenaje o con un fin meramente de recuerdo informativo, destacamos 10 aspectos de la vida de Martin Luther King que, quizá, no conocía:

1. Un discurso, un Grammy, una historia

En el imaginario popular, la imagen que destaca de Martin Luther King es la de él ante un micrófono y pronunciando las palabras “I have a dream” (”Yo tengo un sueño”). Se trata del discurso más famoso del activista, pronunciado en agosto de 1963 en las escalinatas del Monumento a Lincoln, tras una marcha en Washington por el trabajo y la libertad. Fue una jornada completa en lo que al Movimiento por los Derechos Civiles en EE UU se refiere, así como sus palabras se consideran como el mejor discurso de la historia, según estudiosos de retórica. Tal era la maestría del pastor en la oratoria, que en 1971 ganó un Grammy a Mejor Grabación de Palabras Habladas por “Por qué me opongo a la guerra en Vietnam”. Asimismo, en 2012 su discurso “I have a dream” fue incluido en el Grammy Hall of Fame.

Martin Luther King Jr., durante el discurso "I have a dream" AP

2. Una formación que apuntaba al éxito

Desde que era joven, Luther King demostró que su inteligencia haría historia. Con 15 años, ingresó en el Morehouse College -una Universidad reservada para afroamericanos-, donde, con 19 años (en 1948), se graduó en Sociología. Más tarde, en 1951 obtuvo una licenciatura en Teología, por el Crozer Theological Seminary de Chester, y 4 años después consiguió el título de Doctor en Filosofía en Boston. Si bien su formación fue admirable, no solo se dedico a estudiar, sino que ya con 26 años protagonizó una primera anécdota con la que comenzaría a hacer historia. En 1955, cuando Rosa Parks, una mujer negra, fue arrestada al no querer ceder su asiento en un autobús en un hombre blanco, Luther King inició un boicot a los autobuses, apoyado por la población negra y que concluyó, tras varios disturbios, con la decisión de la Corte Suprema de los EE UU de declarar ilegal la segregación en autobuses, restaurantes, escuelas y otros lugares públicos.

3. En la lista negra del FBI

A partir de 1961, el FBI comenzó a perseguir y vigilar a Martin Luther King, bajo la creencia de que los comunistas intentaban infiltrarse en el movimiento de los derechos civiles. Si bien no consiguieron ninguna prueba, el FBI sí intervino líneas telefónicas de King e intentó desacreditarlo incluso en su vida privada. Según han asegurado varios estudiosos de la vida del activista, el FBI le envió cartas anónimas amenazándolo con revelar informaciones delicadas sobre su vida. Alguna de estas misivas fue, incluso, interpretada como una invitación a que King se suicidase.

4. El verdadero primer intento de asesinato

Diez años antes de que King fuera asesinado en Memphis, sobrevivió a otro atentado contra su vida. Fue el 20 de septiembre de 1958, cuando se encontraba en Harlem (Nueva York), firmando ejemplares de su primer libro: “Stride toward Freedom: the Montgomery story”. Se le acercó una mujer llamada Izola Ware Curry y, tras preguntarle si él era Martin Luther King, dijo “te he estado buscando durante 5 años”. A continuación, sacó del bolso un abrecartas de acero de 18 centímetros y apuñaló en el pecho al activista, quien sobrevivió de milagro tras ser operado de urgencia.

Martin Luther King, en 1968 /Foto: Reuters

5. Fumaba a escondidas

Era prácticamente imposible descubrir a Martin Luther King fumando en público. El activista era fumador habitual, pero quería evitar a toda costa que sus hijos lo supieran. No obstante, una figura como la suya, con todos los ojos puestos sobre él en cada movimiento, hicieron que le bastaran pocos minutos para que todos supieran sobre su adicción al tabaco. Antes de que le mataran, King salió a fumar a uno de los balcones del Motel Lorraine y, después, se guardó la cajetilla de tabaco en la americana. Cuando le dispararon y la ambulancia lo transportaba al hospital, el reverendo Kyles se deshizo de los pitillos para ocultar que King fumaba, según revelaría más tarde.

6. Michael, no Martin

Al nacer, su padre, Martin Luther King Sr., se llamaba Michael King, al igual que el activista. No obstante, cambió de opinión en cuanto a estos nombres durante un viaje. Fue en Europa, en 1934. Durante una visita a Alemania, al padre le impresionó tanto la obra del reformador protestante Martín Lutero (Martin Luther en inglés) que decidió cambiar su nombre y el de su hijo por Martin, de tal manera que pasarían ambos a llamarse Martin Luther King Sr. y Jr.

7. Premio Nobel de la Paz

La labor que desarrolló Martin Luther King Jr. no fue tan solo enfocada al movimiento por los derechos civiles de los afroamericanos -lo cual no es poco-, sino que también participó en numerosas protestas contra la guerra de Vietnam y la pobreza en general. Gracias a este trabajo, encaminado a terminar con los prejuicios y la discriminación racial a través de medios no violentos, fue condecorado en 1964 por un merecido Premio Nobel de la Paz.

8. En enero, Fiesta Nacional

Cada tercer lunes de enero -fecha que a veces coincide con el cumpleaños del activista que hoy se celebra- tiene lugar, en Estados Unidos, el Día de Martin Luther King. Se trata de un día festivo a nivel nacional en el que se recuerda a la figura principal del activismo no violento en contra del racismo. Junto a George Washington, es el único ciudadano estadounidense cuya fecha de nacimiento es motivo de festivo. La propuesta de ley para implantar este Día de Martin Luther King Jr. fue aprobada por el Congreso y firmada por Ronald Reagan en 1983.

Martin Luther King con su esposa Coretta

9. Un corazón desgastado

La intensidad de la corta vida de King fue tal que su cuerpo se vio físicamente desgastado. Tras la autopsia realizada tras su muerte, cuando tan solo tenía 39 años, reveló que su corazón era el de una persona de 60 años. Esto evidenció los estragos de dos décadas de lucha incansable por unos derechos amenazados por la violencia y la discordia humana. El héroe, aunque infatigable, de haber vivido más tiempo, se habría agotado incluso más de manera física y mental, ya que no era una labor fácil ni gratificante la de lidiar contra el supremacismo blanco.

10. Coretta Scott, su media naranja

En 1953, King se casó con Coretta Scott, una mujer que le acompañó durante su vida y que le complementó en cuanto a pensamiento, carisma y energía. También fue una gran activista por los derechos civiles y, tras la muerte de King, fundó The King Center, una organización no gubernamental localizada en Atlanta que lleva a cabo investigaciones e iniciativas para fomentar la no violencia. El matrimonio tuvo 4 hijos: Martin Luther King III, Yolanda King, Dexter Scott King y Bernice King.