Una exposición de 140 kilómetros rinde homenaje al Camino de Santiago en este extraño año Xacobeo

Estrella Galicia celebra a las personas que han mantenido viva la ruta en “Estrellas del Camino”, una exposición protagonizada por el artista urbano Mon Devane

Maruja da Tahona en "Estrellas del Camino- O Pino"
Maruja da Tahona en "Estrellas del Camino- O Pino" FOTO: Estrella Galicia

Los verdaderos protagonistas del Camino de Santiago son aquellos que desde hace cientos de años han acogido y han mantenido vivo el espíritu de la ruta en un viaje que se convierte para los peregrinos en una experiencia inolvidable. Este 2021 es Año Xacobeo, pero la situación sigue oscilando entre la tristeza y la extrañeza. Sin embargo, para que no cunda la desesperanza y para rendir homenaje a una tradición milenaria, Estrella Galicia ha puesto en marcha ‘Las Estrellas del Camino’, la exposición artística más extensa del mundo, compuesta por una serie de murales, con un recorrido de 140 kilómetros que discurren a lo largo de las siete últimas etapas del Camino francés.

La acción pretende ser un homenaje, un acto de gratitud y reconocimiento a todas las personas que viven en torno al camino y que llevan generaciones acogiendo a los peregrinos. Se trata de un proyecto abierto a todos, a través de una galería al aire libre de carácter único. Para darle forma y expresión al proyecto, Estrella Galicia ha querido contar con el creador de arte urbano, Mon Devane, que se ha encargado de materializar la propuesta en grandes murales a lo largo de la ruta. Seis de ellos ya lucen en diferentes etapas del Camino Francés en Galicia y el último se concluye estos días en Compostela.

‘Las Estrellas del Camino’ comienza en la etapa que va de O Cebreiro a Triacastela, un lugar clave en la historia del Camino, y continúa ininterrumpidamente a lo largo de las siguientes etapas hasta llegar a Santiago, pasando por Sarria, Portomárin, Melide, Arzúa y O Pino. Cada una de las siete etapas del Camino Francés contará con un mural, que tendrá como protagonista a una persona del lugar (un lutier, un historiador experto en el Camino, un apicultor, una canadiense enamorada de la ruta, un artesano y una repostera), que vive en ese entorno, representa los valores de la ruta y es un claro referente en su comunidad.

En palabras de Antón Pombo, uno de los protagonistas de los murales, “el Camino tiene fuerza y se diferencia de otras rutas porque no ha cortado el vínculo con la tradición, sino que ha sabido mantener ese hilo conductor. El Camino fue abriéndose poco a poco hasta tener la capacidad de seducir a personas de otras culturas. Hoy en día, atrae mucho por la riqueza de la experiencia personal, ya que tiene una capacidad muy fuerte de transformación en las personas”.

Isidro Pardo Varela, en Melide
Isidro Pardo Varela, en Melide FOTO: Estrella Galicia

A través de esta exposición, la marca materializa una vez más su idea de “Resistencia”, reflejar esa manera de pensar, de ser y, sobre todo, de actuar frente a la vida, a través de la proyección de unos valores coincidentes con las personas que forman parte de la exposición y también de la sociedad en general. “Nuestro objetivo es otorgar un reconocimiento a todas esas personas llenas de generosidad, con unos valores admirables, que hacen posible que el espíritu del Camino permanezca. Hemos querido reflejar a lo grande sus Miradas de Resistencia, aquellas que reivindican su filosofía de vida, su forma de entender el mundo y su hospitalidad de una forma diferente, dando a conocer sus historias como un ejemplo para todos”, asegura el director de Marketing de Estrella Galicia, Santiago Miguélez.

Por su parte, el artista gallego Mon Devane, cuyo periodo artístico pasa por expresarse a través de retratos de gran formato, ha reconocido que “a nivel personal, este proyecto es la exposición más extensa que he realizado, es un antes y un después en mi carrera”. “Ha sido un orgullo que una empresa como Estrella Galicia confíe en mi trabajo. Desde el primer momento vimos que mi trabajo reflejaba muy bien esta temática, porque a mí también me gusta tocar las costumbres, el trabajo, las tradiciones gallegas, esa Resistencia que Estrella Galicia también inculca con sus valores. Gracias a este proyecto ya me considero parte del Camino”, concluye.