Roban el histórico rosario que María Estuardo llevó durante su decapitación

Piezas de oro y plata valorados en hasta 1 millón de euros han desaparecido del castillo de Arundel, al sur de Inglaterra, que acababa de abrir sus puertas tras la pandemia

María Estuardo
Wikimedia

El 8 de febrero de 1587, en el castillo de Fotheringhay, María I de Escocia, también conocida como María Estuardo, era decapitada por orden de su prima, la Reina Isabel I, quien le acusaba de conspirar contra ella para matarla. Aquel día, María Estuardo, y tras más de 18 años de cautiverio, subió al cadalso junto con un objeto que hoy se conserva como una joya de gran valor histórico: de la cintura de su túnica, colgaba un rosario dorado adornado con un crucifijo. Ahora, esta pieza ha dejado de estar custodiada como es debido, pues ha sido robada del castillo de Arundel, al sur de Inglaterra, el pasado viernes.

El castillo, antigua residencia de los duques de Norfolk, acababa de reabrir sus puertas a turistas y visitantes tras varios meses cerrado por la pandemia. No obstante, este reencuentro entre castillo y público ha sido más desafortunado de lo que se esperaba pues, en el robo, además del rosario, se han llevado objetos de oro y plata, de gran importancia histórica y con un valor de más de 1 millón de euros.

Pero, ¿cómo se ha podido descuidar tanto la seguridad del castillo como para que se lleven sin ser vistos objetos de esta talla? Poco se sabe hasta ahora. Según “The Guardian”, las joyas robadas estaban en una vitrina en la parte del castillo abierta al público. Los ladrones aún no han sido arrestados y en la investigación aún hay pocas pistas, por lo que la policía ha procedido a entrevistar a testigos. Tan solo cuentan con un automóvil quemado, abandonado cerca del castillo y probablemente usado para el robo y, ante todo, con la urgencia de hallar las valiosas joyas.

Saoirse Ronan, caracterizada como María Estuardo en una escena del filme de Josie Rourke
Saoirse Ronan, caracterizada como María Estuardo en una escena del filme de Josie Rourke

“Los artículos robados tienen un valor monetario significativo, pero como artículos únicos en la colección del Duque de Norfolk, tienen una importancia histórica inconmensurable e inestimable”, explica un administrador del castillo. Tal es su estimación que, de hecho, María Estuardo es una de las figuras históricas más conocidas en Gran Bretaña, pues su vida, repleta de tragedia y misterio, ha inspirado en incontables ocasiones películas, libros, óperas u obras de arte. En particular, destaca “Mary of Scotland” (1936), dirigida por John Ford y protagonizada por Katharine Hepburn, así como “Mary Queen of Scots” (2018), más reciente, dirigida por Josie Rourke y con Saoirse Ronan como protagonista y Margot Robbie como la Reina Isabel I.

Nacida en 1542, María Estuardo fue la única hija del rey Jacobo V de Escocia. Pasó la mayor parte de su vida en Francia, donde aprendió bastante el idioma, mientras Escocia estaba gobernada por regentes. Tras morir su primer marido, el Delfín de Francia, regresó a Escocia y se casó con Henry Stuart, con quien tuvo un hijo. Y ese fue el principio de las desgracias en su vida: su segundo marido fue asesinado y ella se casó con el que fue su presunto asesino. Fue perseguida, pasó prisionera 18 años y condenada a muerte por conspirar contra la vida de Isabel I de Inglaterra, hasta que ésta ordenó su muerte.