Diana Pintado: «No hay nada más frágil que un desnudo»

Es interiorista, tiene una línea de moda y acaba de publicar el libro «Flaca de gratis». Y es una estrella en las redes socailes

Diana Pintado
Diana Pintado FOTO: Instagram

Diana Pintado es bailarina, interiorista, tiene su propia línea de moda ibicenca y, además, por su fuera poco, dirige un cabaret en la ciudad de Londres. Como @dipinca, y para su miles de seguidores en redes, es la mujer que nos habla detrás de la máscara, sin pelos en la lengua, vulnerable y de acero forjado a la vez, para sacudirnos con sus observaciones tiernas, ácidas, agudas e inspiradoras. Ahora, nuestra Fran Lebowitz patria, triunfa con su libro «Flaca de gratis», que edita Arcopress. «relatos para celebrar sus sombras y proyectar su luz» como dice la propia Anne Igartiburu.

¿Qué es «Flaca de gratis»?

Es un cúmulo de emociones plasmadas en papel. ¿Quién se atreve a seguirme?

«Yo soy flaca. Flaca de gratis. De siempre. De nacimiento... ¿Y la gorda? La gorda también puede ser gorda, de gratis»... ¿por qué esta sentencia?

Es para darnos cuenta de que juzgamos sin conocer la realidad de cada uno.

Se ha dicho que sus páginas son «hostiazos de realidad»...

Decir lo que uno piensa sin filtros llega como un jarro de agua fría a la gente. Y a veces duele bastante eso. Es como poner un espejo delante al lector... Empatice o no con lo que digo.

Una mujer, con una mascarilla estética y una toalla a modo de turbante, habla en Instagram.... ¡y revienta la red! ¿Donde está su secreto?

(Risas). Supongo que en ir más allá de buscar una imagen bella y perfecta, que parece que es la meta que existe en las redes sociales. En la forma en que yo aparezco, la gente suele escuchar más allá de la imagen; eso es lo que ha enganchado.

Anne Igartiburu y Tania Llasera han sido tus madrinas. Mujeres que convierten en oro mediático lo que tocan y no se «casan» con nadie. ¿cómo las ha sobornado para que hablen bien de usted?

Sorpresa la mía, sobre todo, cuando me empezaron a seguir y a compartir mis vídeos. Y de ahí, a escribirnos por privado. La admiración por ambas es infinita y aún lo estoy asimilando, no te creas.

Si cuento lo que hace, no me creería nadie: una bailarina, interiorista, con su propia línea de moda ibicenca y que dirige un cabaret en Londres... ¡Me acabo de estresar!

Como siempre digo todo es arte, y no todo lo hago todos los días, eso es cierto. A mí me pone mucho tocar diferentes palos y descubrir sin parar cosas nuevas. Digamos que es mi vitamina diaria. Y creo que todavía puedo hacer alguna cosita más…(risas).

No es un libro de «autoayuda» para las mujeres pero... ¿Cómo se llama lo de compartir excesos, hablar de amor, de desamor, de miedos, de experiencias sexuales…?

¿Naturalidad? Lo mío es pura y simple imagen sin artificio. Hablo de lo mismo que te preocupa a ti, al de enfrente. La diferencia es que yo lo digo.

Abro una página al azar y leo: «No te equivoques: Se llama ansiedad. De apellido hija de la gran puta». ¿Es usted una visionaria o una bocazas?

(Risas). Seguramente un poco de las dos cosas. Me lo dicen mucho de mis lectores.

¿Es una mujer sin complejos, como dice el subtítulo de tu libro, o tiene más que nadie y lo enmascaras con palabras?

Por suerte no tengo. Tengo la capacidad de aceptar lo que veo y aprender a abrazarme. Se vive mucho mejor. Pruébalo.

¿Qué le da miedo, pero mucho miedo?

La oscuridad. Mi cabeza es capaz de imaginar cualquier cosa. De ahí a la locura... va un solo paso.

¿Qué es la desnudez para usted, acostumbrada a practicarla?

Nacer. Conectar con la vulnerabilidad. No hay nada más sencillo y, al mismo tiempo, más frágil que un desnudo.

¿Qué talentos ocultos tiene que no sepan aún tus seguidores –no me digas que es la reina del destornillador o que guisa como nadie–?

Hago los mejores sandwiches de Nutella del mundo, ¿eso cuenta?

¿Iría a un «reality»?

Nunca digas nunca. Pero, nunca. Pero nunca, nunca...

¿Sigue la liga de fútbol española o la inglesa?

¿Puedo ser absolutamente sincera?: ¡Ninguna!

¿Cuénteme un planazo para este verano?

Disfrutar del mar, rodeada de mi gente. Y también tiempo de silencio. ¿Escuchar los sonidos del silencio cargan pilas más que nada en el mundo?

¿Y los proyectos para el nuevo curso que viene?

Nuevo espectáculo en Londres, empezar a preparar el show de Ibiza para próximo año, presentar el evento Formentera Zen en octubre... Y seguir escribiendo sin parar.

Cuando no lee un post en instragram... ¿qué lee?

Mi libro (risas). También me gusta perderme en poemarios. En mi mesita de noche tengo lo último de Murakami y un par de libros de Marwan.

¿Qué será de @dipinca cuando se quite la mascarilla y el turbante? (porque no la veo dentro de 10 años con el mismo look)

Deja que lo descubramos juntos. ¿Se atreverán mis lectores y mis seguidores en redes a aguantar mi destape?

Por cierto... dice que no liga nada de nada... ¿Es porque les asusta o porque no le va nadie bien?

Creo que asusto. O eso me dicen. Voy a intentar suavizar mis palabras. O no (jajaja) Ves, no tengo remedio. ¡Así me va!