Cultura

El maestro Gergiev, finalmente fuera de la Scala por no rechazar la invasión rusa: “No ha respondido”

El alcalde de Milán y el superintendente del teatro informan a “Il Corriere della Sera” que el director de orquesta “no ha respondido” al ultimátum

Valery Gergiev
Valery Gergiev FOTO: LISI NIESNER REUTERS

“Creo que llegados a este momento podemos prescindir de él”. Así de conciso y directo ha sido Giuseppe Sala, alcalde de Milán, respecto a la posición del director de orquesta ruso Valery Gergiev en el Teatro de la Scala. Se ha confirmado, por tanto, lo que se preveía desde hace días: el maestro, amigo íntimo de Vladimir Putin y considerado en el gremio como “el zar del escenario”, no volverá a dirigir en el coliseo milanés “La dama de picas”, ópera de Chaikovski.

El músico lleva avisado varios días de lo que acaba de hacerse oficial. Tanto Sala como el superintendente de la Scala, Dominique Meyer, le enviaron una carta al director de orquesta en la que le solicitaban que rechazase de manera pública y tajante la invasión rusa a Ucrania. No obstante, “no ha respondido, y desde luego no he pedido ninguna abjuración. Lo que sí pedí fue un distanciamiento de la guerra, que es algo un poco diferente”, asegura el alcalde a “Il Corriere della Sera”.

“Veo que otras personas del mundo artístico, como Anna Netrebko, se han expresado así”, continúa Sala, “y también muchos en el mundo del deporte. No quiero juzgar, pero lo que sí se, y pedí confirmación al superintendente Meyer, es que Gergiev se ha ido y no ha respondido. Veremos qué pasa. Es un tema que se ha planteado en Milán, pero varias instituciones y templos de la música ya han tomado sus propias medidas”, concluye.

De hecho, si desde Milán se ha dado la oportunidad al maestro de responder con tiempo, incluso lanzándole una serie de ultimátum antes de la fecha límite que se cumplía hoy, hay otros espacios que han tomado la decisión de manera más tajante. EL Carnegie Hall y la Filarmónica de Viena, por ejemplo, ya anunciaron que procedían a prescindir de su trabajo. De esta manera, la Scala nombrará pronto a un nuevo director que sujete la batuta en las próximas representaciones de “La reina de picas”, así como, informa “Il Corriere”, la destitución de Gergiev se hará oficial al mismo tiempo que se nombre al sustituto, siendo Riccardo Chailly uno de los nombres que ya resuenan.

Por tanto, el maestro ruso se ve en un limbo profesional ante la guerra desatada en Ucrania por decisión de Vladimir Putin, pues también su agente internacional, Marcus Felsner, ha cortado toda relación. “A la luz de la guerra criminal perpetrada por el régimen ruso contra la nación ucraniana democrática e independiente”, escribió en Twitter en nombre de la agencia Felsner Artists, “y contra la sociedad europea abierta en su conjunto, se nos ha hecho imposible, y claramente inoportuno, defender los intereses del maestro Gergiev”.

El también director general del Teatro Mariinsky de San Petersburgo, figura en primera línea en las orquestas del mundo. Y su afinidad hacia Putin no es ninguna novedad: se conoce desde que en 1992 Gergiev declaraba sobre la anexión por parte de Rusia de Crimea. Asimismo, en 2018 explicaba la AFP que se reunía con el presidente ruso “cinco o seis veces al año. Ganó las elecciones, algo que el mundo occidental tiene problemas para entender”.