Djokovic: “Hay personas a las que les gusta fingir, pero yo quiero ser el mejor de la historia y lo digo”

El serbio habló tras su clara derrota en Roland Garros ante Rafa Nadal

Djokovic, ante la prensa de su paísMARKO DJURICAREUTERS

Novak Djokovic, número uno del tenis mundial, declaró este jueves que los tenistas están entre los deportistas “más felices” en el tiempo de la pandemia del coronavirus por poder jugar torneos y competir a pesar de algunas restricciones. “El tenis ha tenido la suerte de continuar de alguna forma, sí modificada, pero se han disputado la mayoría de los torneos desde la reanudación de la temporada, y terminará con el Masters de Londres”, declaró Djokovic a la prensa en Belgrado. Indicó que muchas competiciones deportivas no han podido celebrarse debido a la pandemia, y mencionó los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Djokovic señaló que preocupa a la gente la incertidumbre de “no saber que nos trae mañana”, aunque “habrá que modificar a diario, cada semana, los planes personales, familiares y profesionales” para adaptarse a las circunstancias. Junto con el canadiense Vasil Pospisil y otros jugadores trabaja “en establecer el sistema y la estructura” de una Asociación de Tenistas Profesionales que ayudaría a los tenistas de menor rango, aunque “ha habido mucha resistencia a esa organización”. “Nosotros no pararemos (...) a pesar de que mucha gente intentó desalentarnos y cortar de raíz la organización. Sobre todo en Estados Unidos hubo golpes”, indicó Djokovic. “Entiendo que la gente tiene diferentes opiniones y visiones de eso. En mi opinión, esa organización es crucial para los tenistas y debe existir”, dijo, y explicó que se trata de una idea que existe desde hace dos décadas y que hubo varias intentos de darle forma. Dijo que le gustaría que Rafael Nadal y Roger Federer formen parte de la asociación, pero que entiende y no critica sus posturas. “Trataremos de seguir adelante sin ellos, edificar los cimientos sistemáticos y los valores de la organización que se merecen todos los jugadores y jugadoras”, declaró.

Djokovic consideró que esta temporada, en la que ha perdido sólo un partido, la final de Roland Garros contra Nadal, es una de sus mejores hasta ahora, casi comparable con las de los años 2011 y 2015. “Lamento no haber podido ganar uno de los dos últimos Grand Slams. La situación desafortunada en Nueva York y encontrarme con un rival que fue superior en Roland Garros, impidieron que lo hiciera, pero he ganado torneos. Los resultados no me agobian tanto como antes”, admitió. Y aseguró que todavía disfruta del juego “con la alegría de niño”. “Hay gente a la que puede molestarle que desvele claramente mi gran ambición, pero me educaron para ser honesto. Hay personas a las que les gusta fingir, lo respeto. Pero yo soy así y digo claramente que mi objetivo es ser el mejor de la historia y que estoy trabajando para conseguirlo”, explicó. El número uno participará la semana que viene en el Torneo de Viena y luego en el Masters de Londres, del 15 al 22 de noviembre.

Su plan es también jugar también el Abierto de Australia, en enero próximo.