Publican en Argentina las conversaciones privadas entre la familia de Maradona y los médicos

Infobae hace público el chat de los hijos de Diego con los médicos del “crack” argentino

El médico de Maradona, Leopoldo Luque, y su esposa
El médico de Maradona, Leopoldo Luque, y su esposaEnrique García MedinaEFE

“Deberíamos pensar en conseguir un médico de cabecera”, dice Dalma, la hija mayor de Maradona en el chat de Whatsapp que tenían los hijos de Diego con los médicos que lo trataban, según publica en Argentina Infobae. A las tres hijas y a Diego, el hijo reconocido por Maradona, les preocupaba el estado de salud de su padre, al que no creían suficientemente atendido en su casa de Tigre.

Lo vimos muy hinchado. Nos llamó mucho la atención eso. Sobre todo la panza y los párpados. Nos prometieron internación domiciliaria y eso no lo era”, dicen las hijas en su declaración ante el juez, según la información de Infobae.

“¿El nuevo médico caminará junto a Leopoldo Luque?”, pregunta Diego Junior. “Leopoldo es neurocijano y de lo que estamos hablando es de un médico clínico de cabecera”, responde Dalma.

Agustina Cosachov, la psiquiatra que lo trataba, se ofrece a buscar uno, pero los herederos de Maradona prefieren uno de su confianza. “Yo me voy a poner a investigar”, dice Gianinna.

El desconocimiento de lo que realmente sucedía con su padre y el aislamiento al que estaba sometido por su entorno lo refleja la pregunta de Dalma: “¿Alguien sabe algo de la casa?”. Y el psicólogo Carlos Díaz, el propietario del teléfono desde el que se han hecho las capturas publicadas, responde: “Diego reclama más privacidad solamente”.

La psiquiatra Cosachov fue la que firmó el alta hospitalaria de Maradona, pero adjuntaba un informe en el que solicitaba un equipo médico completo para que pudiera estar atendido en su casa: “enfermeros preferentemente hombres con disponibilidad a tiempo completo y especializados en problemática de consumo de sustancias, médico neurólogo y médico clínico”. Ademas, solicitaba la disponibilidad para hacer estudios médicos y una ambulancia por si se hacía necesario el traslado.

Maradona sólo estuvo atendido por dos enfermeros, que se repartían en turnos de doce horas y visitas de su médico, Leopoldo Luque y del respaldo a distancia del psicólogo y la psiquiatra.