¿Por qué sacaron a Maradona del hospital sin alta médica?

Unos documentos prueban que sus hijas firmaron el “acta de externación” sin alta y rechazaron la propuesta médica de internarlo en un centro de rehabilitación.

Los documentos que prueban que no tenía el alta
Los documentos que prueban que no tenía el altaLa RazónLa Razon

Se cumple una semana del fatídico día que nadie pensaba que podía llegar. Diego Maradona murió el miércoles 25 de noviembre y desde entonces todo han sido teorías, acusaciones y reproches. Mientras, la Fiscalía continúa con su investigación y en los últimos días se han filtrado declaraciones y documento que no solo apuntan a la responsabilidad del médico sino también a la de su entorno más cercano. En medio de ese trabajo que llevan adelante tres fiscales, se filtró el acta de externación” (alta voluntaria) de la Clínica Olivos, donde el Diez había sido internado el 3 de noviembre para ser operado de un hematoma subdural en la cabeza y donde permaneció hasta el 11.

Acta para sacar a Maradona del Hospital
Acta para sacar a Maradona del HospitalLarazonLa Razon

En un escrito firmado por dos de sus hijas, Gianinna y Jana, y Leopoldo Luque viene recogido cómo el paciente no tenía el alta médica, así como, que necesitaba tratamiento clínico y psiquiátrico. Además se aclaraba que la propuesta de internarlo en un centro de rehabilitación había sido descartada por la familia.

“Considerando que DM ha tenido una evolución postquirúrgica favorable y se encuentra en condiciones de externación sanatorial, es necesario establecer la continuidad del tratamiento una vez externado de la Clínica Olivos ya que, si bien puede ser externado, no se encuentra de alta médica”, aclara el primer párrafo del acta, a la que tuvo acceso el programa Intratables (América).

Allí también se comunica que la compañía Swiss Medical había aconsejado continuar el “tratamiento psiquiátrico, clínico, de rehabilitación y toxicológico bajo la modalidad de internamiento en un centro de rehabilitación con un equipo de psiquiatría de apoyo”. Incluso, se había gestionado su ingreso a una institución y hablado con los responsables. Sin embargo, según indican, “la propuesta no es aceptada por la familia”.

“El equipo médico tratante del señor DM (doctor Leopoldo Luque y doctora Agustina Cosachov) prescribió y la familia aceptó el seguimiento y atención médica-domiciliaria del paciente y solicita a Swiss Medical acompañamiento con cuidados domiciliarios consistentes en: asistencia diaria de enfermería y acompañante terapéutico”, agrega el texto, donde no se especifica que se haya pedido un médico clínico en la atención domiciliaria ni una ambulancia para su posible traslado.

Las firmas del documento
Las firmas del documentolarazonLa Razon

Se bien el acta llevaba las firmas de Luque y las hijas de Maradona, así como del director médico de la Clínica Olivos, el doctor Pablo Dimitroff, en el documento no se hace referencia a la casa en la que el astro iba a ser tratado ni en que condiciones se encontraba la vivienda de San Andrés, en la que finalmente falleció.

Esta nueva filtración vuelve a poner el foco sobre las hijas de Maradona y si actuaron bien con su padre. Claudio “Turco” García, amigo de Maradona con el que coincidió en la selección, afirma que su hija le confesó por qué lo sacaron del hospital. “Dalma, Gianinna y creo que Jana estaban de acuerdo. Le habían dicho a Diego que se quedaba internado de forma domiciliaria, o que firmaban (ante la Justicia) para que se quedara “preso” en la clínica hasta que le dieran el alta”. “Ellas firmaron el alta voluntaria para sacarlo porque creían que Diego iba a tener una clínica dentro de su casa”, completó.

Si embargo esto último ha quedado desmentido ya que fueron ellas las alquilaron la casa que ha quedado demostrado no estaba adaptada para atenderle correctamente: “Esa no era una casa para Diego, no lo puedo creer. Estaba en una sala de estar y no tenía un baño en suite, tenía un baño químico ahí. Cualquiera se hubiera ofrecido a darle una casa digna, no digo un palacio. ¡Viejo, no jodamos!”.

Ahora, la Justicia deberá determinar si hubo negligencia de su parte en el tratamiento a Maradona, quien murió solo y abandonado, sin tener un ambulancia con desfibrilador, con una enfermera que ni siquiera lo había revisado la mañana de su fallecimiento, y sin un médico cerca.

A cargo del caso están los fiscales Laura Capra, Patricio Ferrari y Cosme Iribarren, bajo la supervisión del fiscal general de San Isidro, John Broyad.