Deportes

España, uno para todos y todos para uno

La selección se mide con Lituania en octavos de final haciendo de la defensa, la intensidad y el trabajo coral los argumentos para superar a Valanciunas, Sabonis y compañía

Valanciunas y Sabonis ya demostraron en la primera fase ser las piezas decisivas de Lituania
Valanciunas y Sabonis ya demostraron en la primera fase ser las piezas decisivas de Lituania FOTO: Zsolt Czegledi EFE

Hace tres años, en el Mundial de China, España contaba con Marc Gasol y Ricky Rubio. Sasha Djordjevic, entonces seleccionador serbio, aseguró antes de jugarse con los nuestros la primera plaza en la fase de grupos: “A mi no me engañáis. Todos conocemos a España. Tranquilitos me dicen y luego siempre hacen lo mismo”. La actual España no infunde ese temor, pero... el juego coral de la selección y su intensidad han provocado que a ninguno de los aspirantes a todo, y Lituania forma parte de ese reducido grupo, les haga gracia cruzarse con los de Scariolo. Con menos talento que en anteriores torneos, sin ninguna gran figura de referencia como los Jokic, Doncic o Antetokounmpo, España se ha ganado el respeto.

Enfrente va a estar el cuarto clasificado del Grupo D. Y ya lo dice Scariolo: “Da un poco de risa que Lituania haya sido cuarta porque tiene un equipazo”. Las dos referencias son Valanciunas y Domantas Sabonis. El pívot, compañero de Willy en los Pelicans, es su mejor anotador y reboteador (18,4 y 11,4 por noche). El hijo de Sabonis es su complemento perfecto (12 puntos, 7 rebotes y 3,4 asistencias). Pero hay más. A las dos referencias por dentro se suman exteriores de nivel como el alero del Panathinaikos Marius Grigonis (15,8 puntos), el escolta del Zalgiris Ignas Brazdeikis (9,4 puntos) o Jokubaitis, base del Barça. Los bálticos tienen lo que echa de menos Scariolo en los nuestros: “Ellos cuentan con muchos jugadores que juegan muchos minutos en la NBA y en la Euroliga”.

España se agarra al trabajo colectivo, a una de las mejores defensas del campeonato, al mejor rebote ofensivo del torneo, a la conexión Willy-Lorenzo Brown y a la presencia de Rudy, que estará pese a sus molestias en la rodilla derecha.

López-Arostegui, uno de los jugadores que ha ido creciendo con el paso de las jornadas y clave en la defensa exterior, lanza un aviso: «No vamos a ser el equipo que se encontraron en los dos partidos de preparación. La mezcla entre jóvenes y veteranos nos hace especiales y eso lo que nos permite competir». En los dos precedentes más cercanos, sendos amistosos de preparación, Lituania se impuso en Gran Canaria (77-82) y también en Vilnius (78-77) después de dos partidos muy equilibrados.

Francia-Turquía y Doncic

España cierra una jornada que tiene como plato fuerte el Francia-Turquía. Los subcampeones olímpicos están obligados a dar como mínimo un paso al frente si aspiran a confirmar su condición de candidatos a todo con que llegaron al campeonato. Rudy Gobert (12,8 puntos y 9 rebotes de media) y Yabusele (14,8 puntos) son las referencias de un grupo que cumplió ante Lituania, Bosnia y Herzegovina y Hungría, pero cayó ante Eslovenia, con los 47 puntos de Doncic, y Alemania. Turquía no podrá contar con Larkin así que los pilares de Ataman serán sus NBA Sengun (compañero de Garuba en los Rockets), Osman (compañero de Ricky en los Cavaliers) y Korkmaz. Bélgica testará a Eslovenia que llega con el mejor ataque del torneo (92,8 puntos por encuentro) y con Doncic que ya lleva el disfraz de MVP (26,6 puntos, 7,6 rebotes y 6,8 asistencias por noche). Los belgas es la única selección que ha podido con España. Si los balcánicos superan el cruce les pueden esperar los anfitriones en cuartos.