Fútbol

El plan de Ancelotti para que el Real Madrid sea campeón de Liga tras perder con el Barcelona

El técnico italiano pide tranquilidad y confía en estas dos semanas de descanso y en los 9 puntos de ventaja para mantener el equilibrio

Carlo Ancelotti
Carlo Ancelotti FOTO: Gonzalo Pérez Mata La Razón

La noche para el Real Madrid salió tan negra como el color de la camiseta que estrenaba. La opinión unánime de Ancelotti y de sus futbolistas es que no les había salido nada de lo que intentaron. Siempre dice el entrenador que le cuesta dormir después de las derrotas y esta en el Clásico quizá le obligue a algo más de vigilia que las anteriores. Como también suele hacer, se puso el primero en la lista de responsables de la derrota frente al Barcelona. «A los jugadores les he dicho que es mi culpa. Es culpa del entrenador. Se lo comenté a ellos y lo hago también aquí ante las cámaras, decía mientras se llevaba la mano abierta al pecho. Estaba serio, pero al mismo tiempo pidió que no cundiera el pánico después del 0-4. «Es duro porque es un Clásico, porque para la afición jugar contra el Barcelona es importante. Es un golpe duro y punto. Hemos perdido una batalla, pero tenemos ventaja y hay que estar tranquilos. No hay que hacer un drama de este partido», continuaba el entrenador que no se complicó mucho a la hora de explicar las causas de la caída. «Simplemente han jugado mejor que nosotros, entraron mejor en el partido y una vez que marcaron los dos primeros goles ha sido imposible volver a entrar en el partido para nosotros. No es complicado explicarlo. Jugaron mejor y han ganado».

Se va a hablar mucho en estos días sobre las decisiones tácticas que tomó el italiano una vez que supo que Benzema no podía jugar por lesión. No cambió el sistema del todo pero sí que modificó la posición de Modric, que empezó más adelantado. «Queríamos apretar un poco más arriba y tener más control con Luka, pero no ha salido. El principio fue bueno, pero cuando se pusieron delante hemos perdido el control entre líneas no pudimos presionar arriba y nos han hecho daño», continuaba. «No he hecho un planteamiento bueno para que el equipo ganara. No es un problema cargar con la responsabilidad, a veces se acierta y esta vez he fallado».

Sobre si la forma de perder puede pasar factura al Real Madrid en los próximos partidos, Ancelotti cree que la dureza de la derrota se compensa con la ventaja que tienen al frente de la tabla. «Qué pasará en los próximos meses nadie lo sabe. Estas dos semanas nos vienen bien para recuperar. Tenemos ventaja pero hay que pensar en ganar cada partido. Yo puedo fallar una vez, pero dos veces es bastante raro. Estoy dolido, pero al mismo tiempo tengo que mantener el equilibrio y ese equilibrio me lo dan los nueve puntos de ventaja que tenemos».

El Real Madrid sólo había perdido un partido de los siete que había jugado sin Benzema, y el de ayer fue el segundo. Su ausencia obligó a cambios que no fueron acertados. «No hay que pensar que hemos perdido porque no estaba Karim. Lo que ha pasado es que hemos intentado apretar arriba y ellos han salido bien y han marcado antes».

Una posición envidiable

Justo después de esta primera derrota en Liga en el Santiago Bernabéu llega el parón de selecciones, una fecha FIFA en la que el técnico espera poder recargar otra vez la energía para acercarse a los dos títulos que todavía puede ganar el Real Madrid este curso. En medio del dolor por un marcador que escuece, quiso poner en situación dónde se encuentra su equipo. «Si tenemos que hacer un balance hasta ahora, creo que todos habríamos firmado a estas alturas de temporada, estar el 20 de marzo con 9 puntos de ventaja y en cuartos de Champions». Una posición privilegiada por la que se cambiaría cualquiera de los que le siguen en la clasificación.