MENÚ
lunes 24 junio 2019
10:21
Actualizado

España sufre para ganar a Noruega (2-1)

Sergio Ramos decidió el choque con un penalti a lo Panenka para dar el triunfo a la selección en el debut en la fase de clasificación para la Eurocopa 2020.

  • Los jugadores de España celebran el primer tanto de Rodrigo / Efe
    Los jugadores de España celebran el primer tanto de Rodrigo / Efe

Tiempo de lectura 2 min.

23 de marzo de 2019. 22:55h

Comentada
Domingo García Madrid. 23/3/2019

El penalti a lo Panenka es una de las especialidades de Sergio Ramos. Se siente seguro desde que marcó así el penalti decisivo en la tanda contra Portugal en las semifinales de la Eurocopa de 2012.

Y a ese estilo recurrió para devolver el orden a un partido que se había complicado con el empate de Noruega. El debut en la clasificación para la Eurocopa seguía el plan previsto hasta que Iñigo Martínez hizo un penalti en un córner que sirvió para que King igualara el partido.

La estadística de posesión a favor de España era arrolladora, cercana al 80 por ciento y la diferencia en la insistencia en el remate también era absolutamente desigual.Pero surgieron las dudas tras la igualada, que Morata se encargó de despejar. Persiguió un pase atrás de la defensa noruega hacia su portero. que acabó derribándolo de manera temeraria cuando entraba en el área. El delantero del Atlético no había estado acertado en el remate.

Tuvo varias ocasiones, con la cabeza y con el pie, y las falló todas. Pero nunca pierde la fe y entendió que de aquella pelota que viajaba hacia atrás en la posesión noruega podía sacar algo más que una carrera inútil. Y encontró la victoria para España en su primer partido oficial como titular con Luis Enrique. Aunque el gol llegara de los pies de Sergio Ramos.

Luis Enrique quiere que España se parezca a la que fue, que mande en los partidos, que acapare la posesión y que se imponga con la pelota. Pero también quiere que nunca baje la intensidad. Lo explicaba Morata en los días de entrenamiento en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

El seleccionador pide la misma intensidad que el Cholo Simeone, sus diferencias están en la táctica. Ahí es donde arriesga el seleccionador español, que utilizaba a Busquets como líbero infiltrado entre los dos centrales para que los laterales, Jesús Navas y Jordi Alba, tuvieran libertad para atacar. Y la aprovecharon. El veterano sevillista, en su regreso a la Roja cinco años después de su última convocatoria, se hizo muy visible en los primeros minutos del encuentro. Pero fue Jordi Alba el que llegó hasta la línea de fondo por el costado contrario para que Rodrigo empujara el primer gol de España.

La Roja dominaba. Las preocupaciones defensivas de Busquets dejaban el peso del ataque en los pies de Ceballos y Parejo. Un mediocampo creativo y eficiente que llevaba el fútbol de España hasta el área. Sólo fallaba el remate y temblaba un poco la defensa. Pero el penalti de Ramos lo solucionó todo.

Últimas noticias