Deportes

Quién fue realmente Roland Garros y por qué se bautizó con su nombre al Grand Slam

Pocos aficionados saben que Roland Garros no tuvo ninguna relevancia en el mundo del tenis. En realidad, lo suyo era volar

Retrato de Eugéne Adrian Roland Georges Garros | Dominio Público
Retrato de Eugéne Adrian Roland Georges Garros | Dominio Público FOTO: Archivo La Razon

Cada mes de junio, aficionados de todo el mundo se reúnen delante de la televisión para presenciar la competición en tierra batida del Roland Garros. Sin embargo, pocos de ellos saben quién fue realmente Roland Garros. La lógica les lleva a deducir que este nombre es el de un antiguo campeón... o el de alguien mínimamente relevante en el mundo del tenis. Pero la verdad es que Roland Garros no fue conocido precisamente por eso. Es cierto que era aficionado al tenis. Pero también lo era del rugby… y ningún campeonato de este deporte lleva su nombre. En realidad, la pasión de Roland Garros era volar.

Rafael Nadal durante una sesión de entrenamiento el 18 de mayo de 2022 en el estadio de Roland-Garros en París, Francia| Fuente: Matthieu Mirville / Europa Press
Rafael Nadal durante una sesión de entrenamiento el 18 de mayo de 2022 en el estadio de Roland-Garros en París, Francia| Fuente: Matthieu Mirville / Europa Press FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Primeros años

Su nombre completo era Eugéne Adrian Roland Georges Garros. Nació el 6 de octubre del año 1888, en Saint-Denis, en la isla francesa de “Reunión”, al este de Madagascar. Durante su juventud, todo parecía indicar que lo suyo iba a ser el automovilismo (una industria prometedora y en auge). Poco después de finalizar sus estudios universitarios en Letras y Derecho, abrió un concesionario de vehículos de segunda mano llamado “Roland Garros Automobiles-Voirettes de Sport”.

Sin embargo, su vida cambió radicalmente en el año 1909, cuando asistió a una exhibición de vuelo acrobático. Después de contemplar aquel maravilloso espectáculo, se comprometió enteramente con su nueva pasión. Aprendió el oficio con Luis Blériot, que era -por aquel entonces- una leyenda de la aviación.

Poco a poco, su nombre se hizo popular entre los aficionados por participar en algunos eventos de gran relevancia, como la primera carrera aérea entre París y Madrid, por ejemplo. Sin embargo, si hay algo que lo hizo célebre fue el haber completado una hazaña histórica: fue el primer hombre en cruzar por aire y sin escalas el Mediterráneo. Puede que esto ahora nos parezca insignificante; pero en el año 1913, las aeronaves eran técnicamente muy poco fiables. De hecho, completar la gesta no estuvo exento de peligros. A su llegada a Túnez, el piloto no tenía casi combustible para poder aterrizar con seguridad.

Aeronave utilizada por Roland Garros para cruzar el mar Mediterráneo | Dominio Público
Aeronave utilizada por Roland Garros para cruzar el mar Mediterráneo | Dominio Público FOTO: La Razón (Custom Credit)

Pero cuando todo parecía ir sobre ruedas y cuando su carrera como piloto deportivo empezaba a despegar, ocurrió algo que nadie había previsto: el 28 de junio del año 1914, un joven de 19 años llamado Gavrilo Princip, asesinó al archiduque Francisco Fernando de Austria y a su esposa, la duquesa Sofía Chotek. Aquel fatídico evento dio lugar a los catastróficas acontecimientos que finalmente provocaron el comienzo de la I Guerra Mundial.

Piloto de combate

Como todos los nacidos en el exterior de Francia, Roland Garros estaba exento de reclutamiento. Sin embargo, se presentó voluntario de todos modos; porque entendió que la aviación podría llegar a ser decisiva en el conflicto (como luego se comprobó) y que él tendría un papel importante que desempeñar (como también se comprobó).

Al comienzo de la Gran Guerra, obtuvo algunas memorables victorias para los aliados. Aunque el papel de las aeronaves en aquellos combates era -más bien- pequeño debido a las limitaciones tecnológicas. En aquel momento, las posibilidades de derribar a un avión enemigo eran mínimas, porque las ametralladoras las controlaba un segundo tripulante en el asiento trasero... y era muy complicado sincronizar los movimientos de piloto y tirador.

Esto cambió cuando Roland Garros diseñó -junto con el ingeniero Raymond Saulnier- un sistema de sincronización que permitía a los pilotos disparar de frente sin golpear las palas de las hélices. Y por si esto fuera poco, en abril de 1915, Roland Garros se convirtió en el primer piloto de la historia en abatir a un avión enemigo disparando de frente. Aquel invento otorgó una ventaja enorme a los aviones aliados.

Las trincheras fueron las grandes protagonistas de la Primera Guerra Mundial | Dominio Público
Las trincheras fueron las grandes protagonistas de la Primera Guerra Mundial | Dominio Público

Sin embargo, su éxito no duraría demasiado. El mes de abril de 1915, se vio en la necesidad de hacer un aterrizaje forzoso tras las líneas alemanas. Intentó incendiar el avión para que su invento no cayese en manos enemigas... pero no lo consiguió. Roland Garros fue capturado y el mecanismo fue copiado de inmediato.

Una huida de película

Un ingeniero holandés llamado Anthony Fokker, pronto se puso a trabajar en un sistema de sincronización mejorando el de Roland Garros y Raymond Saulnier, que se instalaría en todos los aviones alemanes. Desde entonces, los cielos de Europa fueron alemanes. Es lo que se conoció como el “Azote de Fokker”.

Mientras los aviones de Fokker derribaban los aviones franceses y británicos, Garros se encontraba recluido en un campo de prisioneros. Aunque no estaría allí mucho más tiempo, porque se las ingenió para huir, junto con otro piloto llamado Anselme Marchal, vistiendo unos trajes de oficiales alemanes que habían fabricado en secreto.

Finalmente, pudieron mezclarse con la población civil y atravesar los Países Bajos, cruzando así a la zona aliada. Ambos pilotos fueron recibidos como héroes a su llegada a París. El mismísimo primer ministro, Georges Clemenceau, se unió a la multitud. El líder francés le ofreció un trabajo en la retaguardia a Roland Garros. Pero después de 3 años de cautiverio, lo único que quería el piloto era volver a volar.

Su legado

Tristemente, el 5 de octubre del año 1918, en la víspera de su 30 cumpleaños, Garros participaría en su última misión. Un escuadrón de 6 aviones alemanes equipados con el mecanismo Fokker pilló por sorpresa al piloto y se lanzó contra él. De esta forma, Roland Garros se convertiría en víctima de su propia invención.

Estadio Roland Garros en París, Francia, el domingo 22 de mayo de 2022 | Fuente:  AP/ Thibault Camus
Estadio Roland Garros en París, Francia, el domingo 22 de mayo de 2022 | Fuente: AP/ Thibault Camus FOTO: Thibault Camus AP

Aproximadamente una década después, en el año 1927, Francia ganaba la Copa Davis a la potente Estados Unidos. Y al año siguiente, los franceses tenían que defender el título; por lo que necesitaban un estadio acorde con la ocasión. El Estado francés ofreció unas tres hectáreas de terreno en la periferia del oeste de París, junto a la Federación Francesa de Tenis. Pero con una condición: que el nombre del estadio fuera Roland Garros, en honor al aviador caído durante la I Guerra Mundial. De esta forma, Roland Garros sirvió como estadio principal durante la disputa del Open de Francia y también otorgó su nombre al torneo.