Deportes

¿Quién es Van Rijthoven, el rival de Djokovic en Wimbledon que hasta 2022 no había ganado ni un partido?

El neerlandés de 25 años va a ganar en el All England Club más dinero que en toda su carrera hasta este curso

Tim van Rijthoven está siendo uno de los nombres propios de Wimbledon 2022
Tim van Rijthoven está siendo uno de los nombres propios de Wimbledon 2022 FOTO: KIERAN GALVIN EFE

Hasta 2022, los partidos que el neerlandés Tim van Rijthoven había jugado en torneos ATP se resumían muy rápido: uno, en Winston Salem en 2016, donde accedió al cuadro final como “Lucky loser”, porque había perdido en la previa. Jugó la primera ronda contra Vesely y cayó por 6-3, 3-6 y 6-3. Además, se le cuenta ese mismo año un duelo de la Copa Davis contra Suecia, en el que ganó a Mikael Ymer en una jornada intrascendente porque la eliminatoria estaba resuelta, y otro en 2015, también sin nada en juego, contra el suizo Laaksonen, que le superó. Fin. Pues ese mismo jugador, que ahora tiene 25 años, es el que va a desafiar a Novak Djokovic en los octavos de final de Wimbledon.Desde afuera, obviamente parece un cuento de hadas porque para mucha gente vengo de la nada”, asegura él. “Pero básicamente es el fruto de mucho trabajo”, añade.

“Estoy en la ola”, dice también Van Rijthoven. En realidad, a ella llegó hace un par de semanas, cuando realmente se dio a conocer al mundo en el torneo de Hertogenbosch. Lo jugó con una invitación (su segundo cuadro final de un ATP, hay que recordad, sólo había disputado Winston Salemn seis años atrás) y superó en primera ronda al australiano Matthew Ebden, que tenía peor ranking que él. Hasta ahí la lógica. Desde ahí, la locura: se cargó a Taylor Fritz, el 14 del mundo, a Hugo Gaston, a Felix Auger Aliassime, el 9 del mundo, y en la final pasó por encima de Medvedev, que al día siguiente se iba a convertir en el líder de la ATP. “Una semana increíble”, le dijo el ruso en el discurso en la entrega de trofeos. “Por primera vez en un torneo ATP y has destruido al número dos del mundo en la final. Debe ser un sentimiento agradable, yo no sé lo que se siente, pero debe ser agradable”, añadió con una sonrisa Daniil. Van Rijthoven se había movido en toda su carrera en torneos Futures o Challengers, que son estos últimos, como por decirlo de alguna manera, los de segunda división en los que, por cierto, tampoco había conseguido conquistar ninguno y tiene un balance de 47 victorias y 53 derrotas. “Jugué algunas finales. El nivel allí también es muy alto”, afirma el neerlandés.

Esa actuación en Hertogenbosh, que le hizo subir 100 puestos en el ranking (del 205 al 106, ahora es el 104) llevó a que le dieran también una invitación para Wimbledon, y allí sigue “surfeando” y ya ha dejado en el camino a Delbonis, a Opelka, que es uno de los mejores sacadores del circuito, y a Basilashvili. Juega al tenis porque sus padres son entrenadores y su referente es su compatriota Richard Krajicek, que se proclamó campeón de Wimbledon en 1996. Aunque su ídolo es Roger Federer, el sueño que tenía antes de competir en el All England Club era poder enfrentarse a Djokovic, y lo va a cumplir. “Siempre salgo a los partidos pensando que puedo ganar. También lo haré contra Djokovic”, avisa. Y el serbio lo tiene en cuenta: “Es bastante impresionante lo que está haciendo, cómo gestionó las emociones en la final contra Medvedev. Conozco bien a su entrenar, Igor Sijsling, y siempre es ilusionante medirse a un rival al que no te has enfrentado antes. Tiene un juego ideal para la hierba: una buena derecha, un gran saque, el revés cortado es fantástico, aguanta de fondo y también gana la red”.

Van Rijthoven había ganado en toda su carrera hasta 2022 186,670 euros. Sólo por los octavos de Wimbledon son 220.000. Por el triunfo en Hertogenbosch añadió 98.580 euros a su cuenta. Si vence a Djokovic será la gran campanada del torneo. El serbio es el gran favorito en Londres: es el campeón de las tres últimas ediciones y lleva 24 triunfos seguidos en esas pistas.