OHL reduce sus pérdidas un 92% hasta los 128 millones de euros

El grupo supera en un 40% su previsión de Ebitda y alcanza los 65 millones de euros

OHL es uno de los principales grupos de construcción españoles
OHL es uno de los principales grupos de construcción españoles

OHL sigue dando pasos para salir del pozo en el que lleva los últimos años. El grupo logró cerrar el ejercicio 2019 cumpliendo sus previsiones en cuanto a beneficio bruto (Ebitda), ventas y cartera, aunque no logró salir de los números rojos y perdió 128 millones de euros. Así, el Ebitda se situó en 64,8 millones de euros en 2019, frente a las pérdidas de 496,0 millones de euros de 2018 en tanto que recupera el resultado operativo positivo, frente a las pérdidas de 561,0 millones de euros de 2018, según ha destacado la compañía en un comunicado. OHL ha destacado el Ebitda de construcción, que se situó en 75,5 millones de euros, un 3,1% sobre ventas, rentabilidad superior a la reportada en los tres trimestres anteriores y que supera los objetivos marcados por la compañía en 2019, frente a las pérdidas de 329,6 millones de euros de 2018.

Las ventas de la compañía alcanzaron un volumen de 2.959,9 millones, consolidando los márgenes brutos de trimestres anteriores. El 72,1% de la cifra de negocio provino del exterior. En la distribución de las ventas por áreas geográficas destacó Europa (41,0%) y EE UU (33,9%). Por su parte, la cartera total de OHL asciende a 5.457,9 millones de euros, con una contratación de 2.667,7 millones de euros al año. El 43,8% de su facturación correspondió a Europa, el 33,8% a Estados Unidos y el 21,8% a Latinoamérica.

OHL asegura que está avanzando en su recuperación “gracias a las medidas articuladas en torno al control de caja, la rentabilidad de los proyectos y la reducción de los gastos de estructura”. En lo que respecta a este último punto, resalta el gran esfuerzo realizado hasta cerrar el ejercicio 2019 en 145,2 millones frente a los 198 millones de 2018 y los 240 millones de euros del ejercicio 2017. Asimismo, destaca una mejora en la generación de caja en las obras, cercana a los 180 millones de euros.

Pese a la mejora de todas estas magnitudes, perdió 127,8 millones de euros, lo que supone una reducción de cerca de un 92% respecto a las pérdidas de 1.577,3 millones de 2018. La compañía ha asegurado que el resultado se ha visto afectado, principalmente, por el deterioro realizado en la participación del proyecto Old War Office por importe de -47,6 millones de euros, fruto del análisis, en estos momentos, del valor de mercado del activo que se podría ver afectado por el Brexit.