Vips, Starbucks, Burguer King, Foster’s y Domino’s plantean despidos para 22.000 empleados

El Grupo Alsea, que gestiona estas marcas en España, estudia un ERTE para toda su plantilla. De momento, mantiene sus servicios de hostelería

Esta semana se espera un aluvión de expedientes de regulación de empleo, que va a afectar a miles de trabajadores, sobre todo en sectores como el turismo, la hostelería, el comercio y la industria. El grupo de restauración Alsea -que gestiona marcas como Domino’s o Foster’s Hollywood- ha informado de que ha suspendido su servicio de entrega de comida a domicilio por el coronavirus y se plantea la opción de aprobar un Expendiente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para su plantilla, formada por 22.000 personas. Fuentes de la compañía han informado a Efe de que estudian “las mejores alternativas para proteger el empleo” tras el cierre del millar de tiendas que cuenta en toda España y el cese también de la actividad de envío a domicilio, entre ellas el ERTE. De hecho, está previsto mantener mañana una reunión con los sindicatos para tratar este asunto.

La división ibérica de la mexicana Alsea es una de las mayores empresas de restauración organizada de España, donde aterrizó en 2014 con la compra del grupo Zena para protagonizar en 2018 una de las operaciones más importantes en el sector de los últimos años con la compra de Vips en 2018. La compañía gestiona en el país las marcas Domino¿s Pizza, Starbucks, Burger King, Vips, Foster¿s Hollywood, Cañas y Tapas, Ginos, Fridays, Wagamama y OleMole.

En un comunicado oficial, el grupo ha señalado que la decisión de dejar de dar servicio a domicilio -centrado fundamentalmente en su enseña Domino’s Pizza- está relacionada “con las peticiones de los propios trabajadores” ante el temor por el coronavirus, pese a que se habían reforzado los protocolos de seguridad e higiene. Por el momento, el servicio a domicilio sigue permitido de forma oficial en España y otras cadenas de restauración siguen sirviendo pedidos.