El Boeing 737 MAX vuelve a volar... en pruebas

Las autoridades americanas de aviación han confirmado que los test para que vuelva a estar operativo comenzarán hoy

FILE PHOTO: Boeing 737 Max aircraft are parked in a parking lot at Boeing Field in this aerial photo taken over Seattle
Varias 737 MAX estacionadas en un parking para coches en las instalaciones de Boeing en SeattleLindsey WassonReuters

Tras un año y cuatro meses varado el tierra por dos accidentes en Etiopía e Indonesia en los que fallecieron 346 personas, el Boeing 737 MAX, el modelo superventas del fabricante americano, volverá hoy a los cielos. Lo hará, eso sí, para realizar una tanda de vuelos de pruebas para testar si los cambios introducidos por Boeing tras los accidentes son suficientes para que el 737 MAX reanude su actividad comercial de forma segura. Pilotos y tripulaciones de pruebas tanto de la Administración Federal de Aviación (FAA) como de Boeing tienen programado comenzar hoy una campaña de tres días de vuelos de certificación de la nave, según informó ayer la agencia Reuters. Las pruebas tendrán lugar en el aeródromo que Boeing tiene cerca de sus dependencias de Seattle.

La FAA ha confirmado a los legisladores americanos, que abrieron una investigación sobre lo ocurrido y la forma de proceder de Boeing, que un equipo de la agencia ha completado una evaluación de los sistemas de seguridad del 737 MAX “despejando así el camino para que comiencen los vuelos de certificación. Los vuelos con los pilotos de prueba de la FAA pueden comenzar a partir de mañana, evaluando los cambios propuestos por Boeing del sistema automatizado del control de vuelo (MCAS, por sus siglas en inglés)”, asegura la comunicación. El MCAS se cree que fue el principal responsable de los dos accidentes de Etiopía e Indonesia. El equipo habría bajado de forma automática y sin necesidad el morro de los aviones en pleno despegue precipitándolos contra el suelo y provocando los accidentes ante la imposibilidad de las tripulaciones de corregir el error.

Pruebas exhaustivas

Durante esta tanda de vuelos que comenzará hoy, la tripulación someterá a duras pruebas el 737 MAX para comprobar que los cambios introducidos por el fabricante funciona. Así, se espera que realicen maniobras tales como giros pronunciados y maniobras cada vez más extremas en una ruta sobre el Estado de Washington. Los test podrían, incluso, incluir tomas de tierra seguidas de rápidos despegues en el aeropuerto de Moses Lake. Los pilotos también activarán de forma intencionada el MCAS para ver si los cambios introducidos por Boeing en el software responden de forma adecuada.

Aunque el vuelo de certificación se considera clave para la vuelta al servicio del 737 MAX, no es la única prueba que deberá superar el aparato. De hecho, en su comunicación a los legisladores americanos, la FAA ya advierte de que esta decisión requerirá de otra serie de pasos más. De hecho, toda la información que se recopile en estas pruebas será después analizada para determinar el comportamiento del avión y tomar una decisión final que dependerá del máximo responsable de la FAA, Steve Dickson. El antiguo piloto de aviones de combate F-15 ha asegurado que él personalmente se montará en el avión de prueba para certificar las mejoras del avión antes de darle su OK.

Si todo va bien, el calendario más probable apunta a que el avión no obtendría el permiso para volver a volar hasta septiembre. No obstante, puede que no tuviera inicialmente la opción de hacerlo en todo el mundo. Los diferentes reguladores aéreos de otros países más allá de EE UU también tendrán que dar su visto bueno a los cambios introducidos por Boeing.

Los vuelos que va a realizar hoy el 737 MAX no son los primeros, en todo caso, que realiza en los últimos meses. Boeing ha estado sometiendo a un aparato de pruebas de este tipo a cientos de horas de vuelo en los últimos meses para probar todos los cambios que ha ido introduciendo. Eso sí, ninguno de estos vuelos era “oficial” pues no contaba entre su tripulación con personal de la FAA, por lo que los que se realicen desde hoy serán las primeras pruebas de verdad importantes para el fabricante.