Cómo proteger su patrimonio ante una subida de impuestos

La OCU comparte una serie de consejos para reducir la carga fiscal que supondría una hipotética subida del Impuesto sobre el Patrimonio o la creación un nuevo impuesto sobre grandes fortunas

Thumbnail

Aumentar la recaudación es una de las principales recetas del Gobierno para hacer frente a la crisis económica y a los gastos provocados por el coronavirus. Su intención de elevar los impuestos a aquellos que cuentan con un mayor patrimonio es por todos conocida, pero existen formas de esquivar la subida y poner a salvo el patrimonio de forma completamente legal. En este sentido, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha compartido una serie de consejos para reducir la carga fiscal que supondría una hipotética subida del Impuesto sobre el Patrimonio o la creación un nuevo impuesto sobre grandes fortunas.

La propuesta que deseaba llevar Podemos a la mesa de reconstrucción por la crisis de la Covid-19 era la de que el Impuesto a las Grandes Fortunas sustituyese al actual Impuesto de Patrimonio. Su eventual implantación afectaría a los patrimonios superiores a un millón de euros, de forma progresiva, a los que se gravaría con un mínimo del 2% En ese cómputo, según recogía esta propuesta, quedaría exenta la vivienda habitual hasta 400.000 euros. Finalmente, un acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos excluyó la propuesta de la formación morada para atraer al mayor número de partidos al pacto de reconstrucción. No obstante, sea con un nombre u otro, en el documento del acuerdo quedaba reflejada la intención de reformar el modelo tributario para que aporten más quienes más tienen, la denominada “justicia fiscal”.

Para todos aquellos que superan esa cifra, la OCU ofrece los siguientes consejos:

Reducir la base imponible del IRPF

Para ello no se pueden obtener ganancias en menos de un año o bien generar rendimientos negativos (por ejemplo, en la tributación de los alquileres).

Distribuir el patrimonio

Otra opción para evitar el pago del citado Impuesto sobre el Patrimonio o de los nuevos impuestos sería distribuir el patrimonio entre los miembros de la familia, haciendo donaciones en vida antes de que acabe 2020 y no esperar a recibir el patrimonio mediante herencia tras el fallecimiento.

Según la comunidad autónoma, estas son las mejores opciones para donar:

-Las comunidades con una menor carga fiscal en la actualidad serían las más beneficiadas al acogerse a la donación en vida. Estas son: Cantabria, Madrid, Murcia, Andalucía o La Rioja. Tanto en estas como en otras con impuestos algo más altos, pero también reducidos, como País Vasco o Navarra “la mejor opción será hacer una donación única”, frente a otros lugares donde se aconseja el fraccionamiento, aconseja la OCU.

-En Baleares, por ejemplo, el fraccionamiento de donaciones no supone ahorros, por lo que también interesa hacer ya una única donación. Y también en Cataluña y Galicia pues, aunque el impuesto por la donación es más alto, el ahorro por fraccionar las donaciones no es muy elevado y se compensa por el ahorro anual en el Impuesto sobre el Patrimonio.

-En el resto de regiones, “la mejor opción es realizar donaciones fraccionadas cada tres años y un día, tiempo mínimo necesario para que no se acumulen y se considere única”, subraya la Organización. Al fraccionarlas, se aplicarán tipos de gravamen más bajos, ya que el tipo aumenta cuanto mayor es el valor de lo transmitido.

La OCU pone el siguiente ejemplo práctico. En la Comunidad de Madrid, un matrimonio casado en régimen de gananciales con dos hijos menores de edad, con un patrimonio individual valorado en 1.600.000 euros, podrían ahorrarse en el Impuesto sobre el Patrimonio más de 12.900 euros en caso de suprimirse en el citado impuesto, exenciones y bonificaciones y realizaran una única donación de 600.000 euros a cada hijo.

¿Dónde no conviene donar?

En Extremadura. Aunque casi no tributan las herencias de padres a hijos, no se bonifican las donaciones, por lo que donar resulta mucho más caro que esperar a la herencia, apunta la OCU.