La gran banca cierra 271 oficinas y pierde 1.456 empleados en 2020

La digitalización y la crisis del coronavirus han propiciado un progresivo ajuste de la red de oficinas y de plantillas

Los seis grandes bancos españoles –Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Bankinter– cerraron 271 oficinas y redujeron su plantilla en 1.456 personas en España en los seis primeros meses del año, lo que supone un recorte del 1,87% de la red y del 1,16% de los trabajadores. La digitalización y el mayor uso de canales digitales entre los clientes –acentuado por la crisis del coronavirus– ha propiciado un progresivo ajuste de la red de oficinas de las principales entidades bancarias del país, que además les permite reducir costes y mejorar la eficiencia, clausurando aquellas que no son rentables y apostando por oficinas de mayor tamaño.

Según datos recopilados por Europa Press, el mayor ajuste de oficinas en el primer semestre lo realizó Sabadell, con 94 cierres, para mantener 1.753 oficinas bancarias en España (un 5,09% menos que al cierre de 2019). CaixaBank, que es la entidad con más oficinas en España, clausuró 106 sucursales en el primer semestre, hasta situar la red en 4.012 oficinas (-2,57%), con el objetivo de llegar a las 3.600 en los próximos meses.

BBVA se apunta a 50 cierres en España, hasta 2.592, si bien el consejero delegado de la entidad, Onur Genç, dijo durante la presentación de resultados que ya se habían cerrado 109 oficinas de las 160 que se planea acometer en 2020, y que en 2021 podría acelerarse el plan de ajuste. Por su parte, Banco Santander tiene 13 menos que seis meses antes (-0,4%); Bankia bajó la persiana en 8 oficinas entre enero y junio, hasta quedarse con 2.267 (-0,35%), mientras que Bankinter se ha mantenido con 365 oficinas.

Las entidades insisten en que esta reestructuración de la red no va acompañada de medidas drásticas de reducción de empleo, pero los seis bancos del Ibex 35 tenían al cierre de junio 124.552 empleados en España, 1.456 menos que al cierre de 2019 (-1,16%).

El mayor recorte de plantilla en España lo realizó BBVA, con 877 trabajadores menos, hasta 29.406 (-2,9%), aunque la entidad ha asegurado que proteger el empleo es una de sus prioridades y no se plantea ninguna medida extraordinaria de reducción de plantilla o ERE. Banco Santander finalizó el primer semestre con 27.261 empleados en España, 369 menos que seis meses antes (-1,34%), mientras que la plantilla de CaixaBank adelgazó un 0,4% en ese periodo, hasta 30.772 empleados (124 menos).

Por su parte, Sabadell tenía 16.570 empleados en España al cierre de junio, 40 menos que en 2019 (-0,24%). Hasta ahora, el cierre de oficinas iba acompasado de una reutilización de las posiciones eliminadas por sobrantes a través de contratas externas, aunque en la segunda mitad del año estudiará otras alternativas. Finalmente, la plantilla de Bankia disminuyó en 88 personas en el primer semestre, hasta el total de 15.947 trabajadores (-0,55%). Únicamente Bankinter aumentó su plantilla. Contaba con 4.596 empleados en junio, 42 más que en diciembre pasado.