La secta de los excesos en el segundo municipio más pobre de España

El Palmar de Troya tiene una renta por habitante de 12.560 euros, una de las más bajas de nuestro país

La sombra de la inmensa Basílica de la Iglesia Palmariana que preside El Palmar de Troya oculta la pobreza de uno de los pueblos más castigados de España. La localidad sevillana es el segundo municipio de más de 1.000 habitantes más pobre de nuestro país, con una renta per cápita de 12.560 euros en 2018, según las estadísticas de IRPF publicadas por la Agencia Tributaria. Por debajo de El Palmar solo se encuentra Zahínos (Badajoz), con una renta de 12.459 euros por habitante.

Casualidad o no, El Palmar de Troya es a la vez uno de los lugares con mayor pobreza de España y sede de una de las sectas más famosas y peligrosas. El hermetismo sobre esta organización es tal que la finca en la que se encuentra su sede, de unos 3.500 metros cuadrados, está custodiada por muros de 4 metros de altura. El origen de esta supuesta escisión del catolicismo se remonta a finales de la década de los 60, cuando cuatro niñas afirmaron haber presenciado la aparición de la Virgen María en una finca del municipio. Tal fue el revuelo que se montó, que el sitio se convirtió en lugar de peregrinación donde se congregaban creyentes y videntes. Clemente Domínguez fue uno de los curiosos que se acercó a la zona y pronto se convirtió en el exponente principal del movimiento. Gracias a sus espectaculares visiones se ganó la confianza de los fieles y se autoproclamó papa con el nombre de Gregorio XVII.

Una secta con un patrimonio de 24 millones de euros

Las personas que decidieron salir de esta Orden acusan a la secta de numerosos escándalos como abusos sexuales y financiación ilegal, entre otros delitos. Una de las personas que abandonó estas creencias fue Jesús Ginés, quien llegó incluso a ser papa de la Iglesia Palmariana, pero se enamoró de una fiel y abandonó la organización. Recientemente, un documental de Movistar+ sobre la secta recogió el testimonio del ex papa, donde afirmaba que recibían “bolsas de basura llenas de dinero” que posteriormente “vaciábamos encima de la mesa para contarlo”. Según el documental, el patrimonio de la organización ascendía a 4.000 millones de pesetas, que equivalen a más de 24 millones de euros.

Consulte la riqueza de su municipio: