Las empresas se endeudan casi un 4% más para luchar contra el covid-19

Las familias se muestran cautas a la hora de pedir créditos y su deuda con la banca cae un 0,8% hasta octubre

Fachada del Banco de España, situado en La Plaza de Cibeles de Madrid
Fachada del Banco de España, situado en La Plaza de Cibeles de MadridLuis DíazLa Razón

Las empresas intentan conjurar la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus con financiación externa, de las entidades financieras. Como botón de muestra de esta realidad, la deuda de las empresas con la banca aumentó un 3,8% en tasa interanual hasta octubre (34.448 millones más), lo que supone un endeudamiento total de 934.759 millones de euros, según los datos facilitados por el Banco de España a fecha de octubre pasado. Este recurso a financiación externa de las sociedades se produce como consecuencia de las medidas anticrisis desarrolladas por el Gobierno, que ha habilitado dos nuevos tramos de líneas del ICO para las empresas. En concreto, el Gobierno ha dado su visto bueno a finales de noviembre a dos nuevos tramos de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) por importe de 2.800 millones de euros para financiar a empresas y autónomos que se encuentren en un proceso de concurso de acreedores, pero se encuentren al corriente de pagos. Así, se destinarán 2.500 millones para garantizar préstamos bancarios y 50 millones para avalar pagarés emitidos en el mercado de renta fija MARF a empresas en concurso de acreedores que hayan resuelto su situación. Además, ha decidido liberar un tramo adicional de 250 millones de euros para garantizar pagarés emitidos en el MARF por empresas que no pudieron acogerse a la primera línea de avales por estar su programa de pagarés en proceso de renovación.

Estas líneas de crédito han posibilitado que aumente el recurso de las empresas a créditos para sortear la crisis durante tres meses consecutivos, después del fuerte tirón registrado en primavera, gracias a la inyección de capital decida, por entonces, por el Ejecutivo con los avales de garantía del Instituto de Crédito Oficial. En este contexto, los créditos de entidades bancarias aumentaron un 6,7% interanual, con 32.087 millones más en un año, hasta los 508.344 millones de euros. Mientras, los valores representativos de deuda crecieron un 6,5% interanual, hasta los 125.094 millones, cerca de su máximo histórico, con un alza de un 0,7% a nivel mensual. Mientras, los préstamos del exterior bajaron un 1,7% interanual, hasta 301.321 millones, y cedieron 266 millones a nivel mensual.

Al contrario que las empresas, las familias e instituciones sin ánimo de lucro residentes en el país se mostraron más conservadoras a la hora de endeudarse con la banca. De hecho, según los datos del Banco de España, su deuda bajó hasta octubre el 0,8% (5.436 millones de euros) hasta situarse en los 696.720 millones de euros. No obstante, el endeudamiento de los hogares españoles se incrementó ligeramente a nivel mensual, con un alza de apenas 336 millones respecto a septiembre.

Las familias optaron por la prudencia a la hora de endeudarse ante la incertidumbre que pesa sobre la economía por la pandemia y el temor a un futuro laboral incierto. Por eso en los últimos meses su deuda ha ido descendiendo. Esta evolución se explica, fundamentalmente, por la bajada de los préstamos hipotecarios. Mientras, los créditos al consumo sufrieron un leve aumento. En este contexto, los créditos hipotecarios se situaron en 512.303 millones de euros, con un retroceso interanual del 0,9%. Pese a ello, el capital que destinan las familias a la vivienda representa el 73,5% de su recurso a financiación externa. Por su parte, los créditos al consumo experimentaron un incremento interanual del 1,1%, hasta los 184.417 millones de euros, con un alza mensual de 119 millones de euros.