Calviño: “España está bien posicionada para la revolución del 5G”

La vicepresidenta tercera y encargada de estrategia digital asegura que está tecnología será “una revolución que supondrá un cambio trascendental que abrirá muchas oportunidades inimaginables”

Thumbnail

Si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está convencido de que España está bien posicionada para se protagonista de la cuarta revolución industrial que traerá la digitalización, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, está igual de segura de que, en el caso concreto del 5G, España también ocupa una posición destacada en el concierto europeo. Calviño ha recordado hoy en el Foro 5G de LA RAZÓN que, según el Observatorio Europeo del 5G, España es el país del continente con más ciudades 5G (39), además de contar con el mayor número de experiencias piloto (31 de 235). Además, Calviño ha destacado que las principales operadoras ya han lanzado sus servicios en España. «Esto es algo que no sucede en todos los países europeos y que convierte a nuestro país en un mercado de vanguardia para compañías como Vodafone u Orange», según ha dicho la vicepresidenta.

Pero esto es sólo el comienzo. Entre 2021 y 2015, el Gobierno espera que esta tecnología de un gran salto adelante en su despliegue. Para ello, el Ejecutivo va a proceder en el primer trimestre del año próximo a subastar el espectro radioeléctrico de 700 Mhz. Además, licitará también el de 26 Mhz. Esta banda, ha explicado Calviño, «es una demanda del sector, pues permite una gran capacidad de transferencia de datos y, por tanto, es óptima para operar en entornos con alta densidad de dispositivos conectados como pueda ser una ciudad o polígonos industriales». Para finales de 2021, el Gobierno espera que el sector disponga de todas las bandas de frecuencia necesarias para poder desplegar las características del 5G.

Moncloa también se ha fijado como meta impulsar la disponibilidad de las redes y los servicios en proyectos tractores de digitalización sectorial, como el agroalimentario, la movilidad, el comercio, la salud o el turismo, donde España cuenta con ventaja. También prevé impulsar las inversiones públicas para el despliegue de los corredores de transporte primarios y secundarios de vehículos conectados y el despliegue rural del 5G alrededor de estos corredores para que el 75% de la población tenga 5G en el ejercicio 2025.

Seguridad

Calviño también ha destacado que desde España se ha impulsado una aproximación común en la Unión Europea para la ciberseguridad de las redes 5G. En su opinión, es importante asegurarse de que todo el despliegue en Europa cuenta con las máximas garantías de seguridad. Para ello, el Gobierno trabaja en un anteproyecto de ley sobre seguridad 5G que será sometido próximamente a audiencia pública.

Para desplegar todas estas actuaciones, se hará una inversión pública de 2.000 millones en los próximas cinco años, de los que España espera que 1.500 sean aportados por el Fondo de Recuperación de la UE que ayer fue por fin aprobado después de que Polonia y Hungría levantasen su veto al proyecto.