El ingreso mínimo elevará el umbral de renta tras el rechazo de cientos de miles de solicitudes

La ayuda solo ha llegado al 20% de los beneficiarios estimados desde que se aprobó en junio de 2020. “Estamos rechazando más de lo que probablemente pensábamos”, ha reconocido el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, realiza unas declaraciones tras la extensión de los ERTE
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, realiza unas declaraciones tras la extensión de los ERTEKiko HuescaEFE

Algo más de siete meses lleva en vigor el Ingreso Mínimo Vital (IMV). Desde su puesta en marcha en junio de 2020, la Seguridad Social ha ayudado a menos gente de la esperada. Según sus estimaciones, esta ayuda debería dar cobertura a 850.000 hogares en pobreza extrema pobreza, con un total de 2,3 millones de personas. La Covid-19 aceleró su aprobación para ayudar a las familias afectadas por la crisis sanitaria y económica. Sin embargo, a 16 de diciembre de 2020, solo se le ha reconocido la prestación a unos 160.000 hogares en los que viven 462.508 personas (solo un 20% de los beneficiarios previstos). El motivo aparente es que los solicitantes superan los límites de renta o patrimonio neto para acceder a la prestación.

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha reconocido en una entrevista en La Sexta que el alcance del IMV está siendo menor al previsto: “Estamos rechazando más de lo que probablemente pensábamos”. Según ha explicado, una parte importante de lo rechazado tiene que ver con que los solicitantes tienen una renta o un patrimonio neto excluyendo vivienda mayor de lo que se presuponía cuando se diseñó la prestación. “Estamos analizando en este momento si han quedado cerca de esos niveles y podemos ajustar los niveles de renta y patrimonio para que entren más” beneficiarios al sistema, ha añadido.

50% denegadas

Durante los seis primeros meses de existencia de la prestación, la Seguridad Social ha recibido 1,1 millones de solicitudes del Ingreso Mínimo Vital. Del total, el 80% de los expedientes recibidos, es decir, 800.000 fueron gestionados. No obstante, de las solicitudes presentadas antes de final de año, aproximadamente el 50% de las tramitadas fueron denegadas, en la mayor parte de los casos por superar niveles de renta y patrimonio.

Fuentes de la Seguridad Social remarcan que este ajuste aún “está en fase de análisis” y habrá que esperar a tener una propuesta concreta para conocer cuestiones como, por ejemplo, si los solicitantes a los que le fue rechazada la ayuda y tras el cambio entren dentro de los límites tendrán que hacer una nueva solicitud o se les concederá de oficio; si el ajuste será de unos euros, decenas o cientos de euros y la fecha en la que se hará efectivo el ajuste de los límites de renta, aunque se prevé que se produzca en las próximas semanas.

Nuevos límites de renta para 2021

“El patrimonio máximo permitido para poder tener derecho a percibir el IMV es de 3 veces la cuantía anual de la prestación para cada uno de los casos, restando posibles deudas que se tengan y sin tener en cuenta el valor de la vivienda habitual”, publicaba el Gobierno en su Guía de facilitación de acceso. Con su entrada en vigor, el límite de patrimonio de una unidad de convivencia formada por un adulto y sin menores a cargo fue de 16.614 euros y ascendía hasta los 43.196 euros para unidades con hasta cuatro hijos a cargo. Cabe recordar que con la revalorización del 1,8% que ha sufrido la prestación al entrar en 2021, estos límites ya han aumentado. Ahora, el límite mínimo sería de 16,917,60 euros y el máximo asciende a 43.985,76 euros, según la unidad de convivencia.

Límites por unidad de convivencia en 2020. Fuente: Seguridad Social
Límites por unidad de convivencia en 2020. Fuente: Seguridad SocialLa Razón
Límites por unidad de convivencia en 2021. Fuente: Seguridad Social
Límites por unidad de convivencia en 2021. Fuente: Seguridad SocialLa Razón

Ayuntamientos y ONG podrán certificar unidades familiares

La reforma parcial del IMV que presentará el ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones próximamente en el Consejo de Ministros también permitirá que ayuntamientos y ONG certifiquen unidades familiares vulnerables que ahora no están incluidas en esta prestación y que merman el alcance de la misma. Escrivá ha explicado que acreditarlo a través del padrón ha generado problemas cuando hay casos de tres o cuatro familias que comparten la misma vivienda o de familias que viven en una caravana o en un centro de acogida. Según ha indicado, las entidades locales y las organizaciones que trabajan de cerca con estas personas pueden “ayudar mucho” ante estas realidades.